jueves, octubre 21, 2021

Las tácticas promocionales de Vértice

/

Las tácticas promocionales de Vértice

ediciones vertice s a

Como sabe todo asiduo seguidor de la web, en artículos anteriores, hemos explicado diferentes aspectos de las publicaciones de los primeros volúmenes de Marvel que Vértice sacó a la venta en España, prestando una mayor importancia a las cubiertas, ya que, como es lógico, es lo primero que llamaba la atención del posible comprador que acudía a la tienda especializada o al kiosko para adquirir su dosis necesaria de material nuevo sobre aquellos personajes que, pese a haber aparecido de improviso, no habían tardado demasiado tiempo en ganarse un hueco en los corazones de los lectores.

No obstante, una vez adquirido y leído el volumen correspondiente, lo que más le interesaba a Vértice era que aquel fan también se convirtiera en seguidor de otros títulos, sobre todo si se trataba de nuevas cabeceras. Por ello, la editorial decidió utilizar diferentes tipos de publicidad que resultaban necesarios en una época en la que no existían los ckecklist ni internet. Si continúas leyendo este artículo descubrirás cuáles eran las técnicas que Vértice puso en práctica entre los años sesenta y setenta:

Títulos en la contraportada

Vengadores 1 contraportada

Se trata de la táctica más antigua, pero no por ello menos eficaz, ya que, en cierto modo, aún se sigue utilizando, debido a la sencillez de su funcionalidad. Cuando el fan terminaba su lectura y cerraba el volumen de Vértice, lo primero que le saltaba a lo ojos era un listado con el resto de colecciones de Marvel que estaban a la venta en el mercado español, cuyos nombres, en algunas ocasiones, iban acompañados del título americano de cada colección, el cual iba colocado en un discreto segundo lugar.

La mayor desventaja de dicha técnica era la ausencia casi por completo de dibujos (que, cuando los había, eran en blanco y negro, tal y como se muestra en la imagen superior) junto a los nombres de las cabeceras, lo que limitaba la posibilidad de que el fan comprara nuevos títulos a que el lector reaccionase de manera positiva antes las atractivas portadas llevadas a cabo por artistas de la talla de Enric Torres y López Espí, siempre y cuando su situación económica se lo permitiese.

Ilustraciones calcadas

namor101esp3

La situación mencionada en el apartado anterior cambió a mejor cuando las contraportadas empezaron a mostrar recreaciones de memorables imágenes dibujadas por artistas como Jack Kirby, Gene Colan o Steve Dtiko, como le sucedió a la colección de Namor, que vio la luz en 1970, desde su primer número, con la contraportada que podemos ver en la imagen superior. Lo más curioso de la utilización de dicha técnica es que lo que se podía ver en dichas cubiertas traseras no eran los trabajos originales de dichos dibujantes, sino obra del español Francesc Pujol, cuya tarea era calcar dichas imágenes. Dicho así, la verdad es que suena como un recurso bastante chapucero, aunque solo hay que echar un vistazo a la imagen superior para comprobar que los resultados eran bastante decentes.

Como anécdota curiosa sobre dicha táctica, cabe destacar que Raimon Fonseca quedó maravillado con una de estas contraportada de Vértice, la cual promocionaba la colección del Capitán América, con el Centinela de la Libertad rodeado por la frase “Un vendaval de dinamismo“. Tanto le impresionó aquello que, en 1990, cuando Antonio Marín, editor de Forum, le pidió un eslogan para la colección de dicho personaje, Raimon pensó inmediatamente en aquella contraportada que tanto le había marcado. Sin embargo, aunque la frase encajaba perfectamente con lo que Antonio estaba buscando, usarla significaría plagiar la idea de Vértice, así que Raimon se vio obligado a confesar la verdad, lo que supuso la imposibilidad de utilizar dicho eslogan.

Galerías de figuras

namor101esp2

Sin embargo, las contraportadas de los volúmenes de Vértice no eran los únicos sitios habilitados en dichos tomos para introducir publicidad de otras colecciones. Tras aparecer la imagen que vemos arriba en el primer cómic de Namor, al igual que el caso citado anteriormente, en cada uno de los tomos comenzó a publicarse una página final, bautizada con el nombre de Galería de figuras Marvel, que mostraba a diferentes personajes de la Casa de las Ideas. Algunas de ellas estaban realizadas por el ya mencionado Francesc Pujol, las cuales no mostraban la misma calidad que las ilustraciones calcadas que hemos citado en el anterior apartado, mientras que otras eran sacadas directamente del material original de artistas de renombre como Steve Ditko y Jack Kirby.

Como detalle curioso, cabe destacar que, al igual que mencionamos en su momento con las logoformas, también hubo gente que se dedicó a coleccionar estas páginas, las cuales eran arrancadas de forma ciudadosa de los volúmenes. Al no tratarse de una ausencia tan evidente como la de los rectángulos de las esquinas de las cubiertas, tanto los libreros que vendían los tomos de Vértice de segunda mano como sus clientes comerciaban con ellos sin pararse a pensar por qué el número total de páginas del volumen era 126, en lugar de 128.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,125SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial