jueves, octubre 28, 2021

Marvel nos indica el propósito de X-Corp en la nueva serie de los mutantes

/

Tras conocer detalles de muchas otras series mutantes, Marvel ha querido indagar en cuál es el motivo por el que se ha creado X-Corp

Marvel - X-Corp

Aunque hace ya bastante tiempo que el nuevo renacer de los mutantes comenzó, parece que las nuevas series de este grupo de personajes tan peculiares continúan saliendo. Es verdad que ahora cada vez que sale una serie de este estilo, los frentes que puede explorar son bastante interesantes y con X-Corp quieren indagar en algunos aspectos diferentes a los vistos.

La fecha de salida para esta nueva serie, la cual no se asemeja con ninguna anterior, como puede ser el caso de X-Factor o de New Mutants, es para el 12 de mayo, teniendo a Tini Howard y Alberto Foche como equipo creativo. Muchos aficionados tenían la incertidumbre sobre el propósito de esta nueva serie y, gracias a CBR, hemos obtenido un vistazo a su primer número.

Junto a las primeras páginas del primer número de X-Corp, no solo hemos recibido la sinopsis oficial, sino que también hemos tenido los testimonios de los involucrados en este proyecto. Por un lado, se encuentra Tini Howard, quien asegura que lleva bastante tiempo pensando en explorar el mundo corporativo dentro de Marvel, queriendo hacer un cambio para los mutantes y presentar una forma de explorar este mundo cuando acabas de llegar.

Además de las palabras de la guionista, las páginas mostradas aportan un mundo de posibilidades para los nuevos mutantes, dándoles una gran oportunidad. El dibujante Alberto Foche no se quedó atrás, ya que recordó el buen trabajo que ha aportado Tini Howard en esta serie, indicando que va a ser una buena manera de afrontar este importante momento para todo nuevo mutante. Para despedirnos, os dejamos las imágenes mostradas por Marvel, para ayudaros a decidir si queréis empezar esta serie.

FuenteCBR

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,127SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial