viernes, julio 30, 2021

Reseña de Superman: Arriba en el cielo

/

Superman Arriba en el cielo portada DEF
Arriba en el cielo

Superman y yo

Siempre que escribo sobre Superman, creo que cuento la misma historia. Aparte de mi tendencia a ser un abuelo Cebolleta, pienso que es importante recalcar lo que ha sido mi relación con el hombre de acero a lo largo de los años, y más si se tiene en cuenta la naturaleza de ‘Superman:Arriba en el cielo’, la obra que hoy traigo entre manos.

Nunca fui un gran fan del Kriptoniano en mi infancia o adolescencia. Era un personaje que recordaba a un dios, casi todo poderoso. Daba la impresión de estar a años luz de la humanidad que defendía, y por mi parte era incapaz de generar cualquier tipo de empatía por las aventuras del eterno boy scout de impecable tacha moral. Personajes como Spiderman y día a día repleto de problemas anclados en la realidad del común de los mortales, o la fantasía de sublimación que era Batman, resultaban más atractivos que ese tipo invencible, contenedor de moralina barata de frase motivacional.

Qué equivocado estaba. Qué lejos estaba mi limitado análisis de la realidad de Superman. Con los años, me acerqué al personaje con otra perspectiva, superados los complejos y la querencia por aquellos personajes de oscuridad impostada y dientes apretados que tanto nos gustaban en los contradictorios años 90.

Entonces encontré algo enorme, grandioso, lleno de esperanza, luz y humanismo, que en manos de buenos escritores remarcaba la grandeza primordial del cómic de superhéroes. Comprendí la razón por la que Superman es el primero de todos, y no solo por fechas de publicación. Es el espejo en el que el resto de enmascarados se mira, muchas veces a su pesar.

El auténtico Hombre de Acero

Detrás de aquel ser ilimitado, aprendimos lo que significa ser humano. Un extraño de otro planeta se transformaba en inspiración para ser mejores en un mundo que puede ser oscuro, desafiante y hostil. Un cosmos que, por muy duro que golpeé, jamás arrancará la fe inquebrantable del hombre de acero en que merecemos ser salvados.

Superman Up
Rendirse jamás

Donde veía condescencia aprendí a ver amor incondicional. Donde solo encontraba superioridad moral encontré entusiasmo. Si antes percibía a un semidios invencible, encontré a un ser que aprendía a vivir con sus limitaciones y a superarlas. Un tipo que decidió poner su inconmensurable poder al servicio de todos, porque es su naturaleza humana, aprendida en una granja perdida en medio de Kansas, la que hace de él un héroe.

Mi reencuentro con Superman significó un viaje emocional de primer orden, en el que comprendí a muchos autores que se quedaron por el camino, derrotados por el desafío brutal que supone afrontar las aventuras del último hijo de Kripton. Manejar ese poder absoluto y olvidar la alquimia con los aspectos humanos del personaje puede ser devastador.

Pero cuando esa química surge, las peripecias del hombre de acero trascienden, tocan el interior, dibujan sonrisas en la cara del lector por esa luz encendida en el corazón de niño que, a pesar de los años, se emociona con la épica en viñetas.

Tom King, guionista de moda, se hace cargo entonces de ‘Superman: Arriba en el cielo’. Autor muy personal, de prosa elegante y narrativa llena de intenciones, ha dejado para el recuerdo ingeniosas reinterpretaciones de algunos iconos del cómic de superhéroes en los sellos más importantes del género. Afronta una aventura de Superman fuera de las cabeceras oficiales del Hombre de Acero, privilegio de absoluta libertad del que solo pueden gozar las auténticas estrellas.

Es imposible no reconocer el talento de King. Su estilo cadencioso, de calma tensa que desemboca en explosividad resolutiva, le sitúa en la casta de autores especiales, reconocibles por la manera de afrontar las historias. Eso, por supuesto, es un arma de doble filo. En apenas un puñado de obras, el escritor norteamericano deja patente el estilo propio que le ha dado nombre, pero al mismo tiempo acompaña esta remarcada personalidad con una serie de tics como autor que son fácilmente identificables.

Superman Flash
La carrera del siglo

Entre otros lugares comunes, el uso de leit motivs, de frases recurrentes que sirven como pilar inquebrantable del fondo de sus tramas, que resultan reiterativos y, en no pocas ocasiones, incómodos. Parece que, como lectores, necesitamos que se nos recuerde de manera constante la moraleja, la intención última del escritor. Es cierto que este truco es parte primordial de las propuestas de King, y en algunos momentos da musicalidad y contundencia a la prosa de este ex agente de la CIA reconvertido en guionista, Aún así, no puedo dejar atrás la idea de que King piensa que sus lectores no son lo bastante inteligentes, y necesitan ser aleccionados durante todo el trayecto.

A pesar de estas sensaciones, reconozco que me gusta la mayoría de lo que escribe King, y su fama de escritor diferente y arriesgado está justificada.

En el apartado artístico de ‘Superman: Arriba en el cielo’, Andy Kubert. Leyenda del noveno arte, parte de una estirpe de genios sobre el tablero. Eso sí, ha vivido tiempos mejores. Su estilo todavía tiene trazos de la genialidad de antaño, pero creo que no me equivoco si señalo que ha perdido fuerza en los últimos tiempos, que los acabados son un tanto toscos, y que en los aspectos narrativos le faltan soluciones con algo más de ingenio.

Arriba en el cielo

Dicho todo esto, parece que ‘Superman: Arriba en el cielo’, no me ha gustado especialmente. Pero nada más lejos de la realidad. Creo que esta historia es puro amor incondicional por un personaje, perpetrado por dos autores que adoran con respeto reverencial la esencia última del kryptoniano, y que debe estar por todas sus virtudes en lo más alto en las listas sobre los mejores relatos dedicados al Hombre de Acero en toda su historia.

‘Superman: Arriba en el cielo’, parte de una premisa muy simple: La desaparición de una niña. Nadie especial. No descansa el destino del universo sobre sus hombros, ni el futuro de la humanidad depende de que la pequeña viva o muera. Sin embargo, con un par de pistas, Superman se embarca en una odisea a través del universo, hasta los confines remotos y perdidos del cosmos, porque una niña completamente vulgar, normal e intrascendente ha de ser salvada. Incluso con los problemas morales que plantea el viaje… ¿Merece la pena arriesgar la vida de millones por una sola vida?

Superman Sky
Superman, invencible

La historia de King y Kubert se sostiene sobre pilares sencillos para ir ganando en intensidad hasta abrazar sin complejos la epopeya cósmica, con no pocas reminiscencias mitológicas. Los desafíos que afronta Superman rememoran las pruebas de Hércules. No dependerá solo de su fuerza o los magníficos poderes que poseé; también su ingenio y, sobre todo, su corazón de héroe, será puesto a prueba de las formas más dolorosas.

‘Superman: Arriba en el cielo’, es un relato que investiga sobre el valor último de un héroe con tanto a las espaldas como el Hombre de Acero. El valor y el sacrificio de un ser inspirador, que se levanta a pesar de los golpes. King habla de fe, esperanza, de la luz que ilumina hasta el momento más oscuro, del poder y de lo bueno que se puede hacer con él en confrontación a su lado tenebroso.

Responsabilidad en contraste a privilegio; energía, empuje y vigor frente a supremacía. La historia de un tipo que se crió en Kansas, pero que puede derribar montañas de un puñetazo. Y ha decidido que todo ese poder estará al servicio de los ciudadanos de la Tierra. Tanto que, hasta una niña insignificante, perdida, invisible, abandonada, se convierte en el centro del universo, porque Superman no deja a nadie atrás.

Superman: Arriba en el cielo, es un regalo para los lectores. De Superman en especial, pero cualquiera que ame los superhéroes encontrará en las páginas de esta serie un refugio. En épocas de revisiones perversas, en las que parece que los héroes han de caer corrompidos por el poder en forzadas fantasías de glorificación siniestras, el placer que otorga la lectura de este cómic recupera la sustancia definitiva del primero de todos.

Con toda la amabilidad del eterno boy scout que tanto detestaba en mis primeros años entre viñetas, con toda la emocionalidad a flor de piel, esa maravillosa sensación en la que sabes que, a pesar de todos los desafíos, al final del camino hay un final feliz. Tan clásica como actual en su refundación de mitos, recuperando lo esencial y eterno en el héroe que ya es icono cultural.

Qué fabulosa enormidad es Superman: Arriba en el cielo. A pesar de las ínfimas imperfecciones (los autores con personalidad es lo que tienen, para bien y para mal).

Qué grande es Supeman.

El tomo que presenta ECC recopila la miniserie original de 6 números en un volumen unitario. Encuadernada en cartoné, en su interior os esperan 176 páginas a todo color de pura aventura de sabor clásico. Se incluyen las portadas originales y una sección de bocetos de Kubert, para que tengamos un acercamiento al proceso creativo del mítico dibujante. El precio recomendado de venta al público es de 19,95 euros, y lo podrás encontrar en tu librería favorita.

casadeel alargado mandalorian

CRÍTICA

Guion
Dibujo
Edición

RESUMEN

Superman: Arriba en el cielo, recupera la esencia del Hombre de Acero como inspiración del héroe definitivo

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,042SeguidoresSeguir
2,700SuscriptoresSuscribirte
BadWeekend
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian