miércoles, octubre 20, 2021

Fundación: crítica de los episodios 1 y 2

/

La nueva serie de Ciencia Ficción Fundación ya ha llegado a nuestras pantallas a través de Apple TV+. Posiblemente sea la más esperada en este género por varios motivos: el origen, la plataforma, etc. Vamos a analizar lo que ha ocurrido en estos dos primeros episodios y, ojo, con spoilers.

¿Qué es la serie Fundación?

Con este título tenemos una de las más importantes e influyentes sagas de ciencia ficción. Está formada por casi una veintena de libros escritos por Isaac Asimov entre los años 1942 y 1992 (año en que murió el autor). En esta saga se nos presenta una sociedad futura en la que la tecnología es sumamente importante y que abarca unos 30 mil años de historia (futura) de la Humanidad.

Fundacion 4

La saga Fundación se divide en varias series:

  • La serie de los robots (donde encontramos 5 novelas, comenzando por la conocida Yo, Robot, de 1950)
  • La serie del Imperio Galáctico (trilogía que comienza con En la Arena estelar (1951)
  • La serie de Fundación (o Ciclo de Trántor), compuesta de 7 novelas, cuyo corazón es la trilogía Fundación: Fundación (1951), Fundación e Imperio (1952) y Segunda Fundación (1953).
  • Algunos otros libros señalados por Asimov como parte de esta saga, así como otros de otros autores, como la trilogía de Calibán (1993-1996), de Roger MacBride.

Esta nueva serie está basada en el ciclo de Trántor exclusivamente.

¿Dónde puedo ver la serie Fundación?

Como ya hemos adelantado, es una serie exclusiva de Apple TV+ que llega con una primera temporada de 10 capítulos (no se sabe por ahora si habrá más temporadas).

Anteriormente hubo varios intentos de realizar series y películas sobre estas novelas. En 1988 New Line Cinema lo intentó, gastándose 1,5 millones de dólares en la preproducción, pero sin llegar a buen término. Más tarde, cuando esta productora formaba parte de Warner se volvió a intentar, sin éxito.

En aquella ocasión fue por una guerra de derechos, ya que los poseía Columbia Pictures (quien, por cierto, quería que fuera dirigida por Roland Emmerich). Por último, HBO volvió a intentarlo en 2014, con nada menos que Jonathan Nolan como showrunner pero, después de tres años, el proyecto no terminó por llevarse a cabo.

Fundacion 6

Por fin, se ha llevado a cabo de la mano de David S. Goyer (guionista de la trilogía de Batman de Nolan o de El Hombre de Acero, entre otras muchas) como showrunner y guionista de varios capítulos.

¿De qué va la serie Fundación?

En un lejano futuro, el Imperio estelar está gobernado desde hace miles de años por Imperio, en realidad tres personas que son clones del mismo emperador con diferentes edades y que se llaman a sí mismos hermanos: un niño (interpretado por Cooper Carter), uno de mediana edad (Lee Pace) y un hermano mayor (Terrance Mann), que viven en el planeta Trantor, centro universal del Imperio, desde donde han mantenido la paz en la galaxia durante generaciones mediante la clonación.

Pero entonces el genio matemático Hari Seldon (interpretado por Jared Harris), el principal experto del Imperio en psicohistoria (ciencia que mediante las matemáticas intenta predecir el futuro de las sociedades), anuncia el fin del Imperio y, lo que es peor, 30.000 años de oscuridad. Él afirma que, si siguen sus consejos, esta era de oscuridad puede reducirse a “solo” 1.000 años. La joven Gaal Dornick (Lou Llobell), genio matemático emergente, apoya a su pesar estas predicciones.

La solución de Sheldon es crear una Fundación que guarde el conocimiento del Imperio para que, tras el desastre universal, la nueva raza pueda aprovecharse y evolucionar más rápidamente.

Fundacion 10

Obviamente, esta noticia no será del agrado de los gobernantes, por lo que tomarán medidas en contra de Sheldon y de Gaal.

Crítica de la serie Fundación: episodios 1 y 2

Apple TV+ ha decidido, inteligentemente, estrenar la serie con dos capítulos para que disfrutemos más de este “prólogo” a la saga. A partir de aquí tendremos un capítulo semanal.

Y digo que la decisión ha sido inteligente porque el primer capítulo deja con ganas de ver más. El primer episodio es, lógicamente, una presentación de escenarios y personajes, y lo hace de una forma más que correcta. Los escenarios, toda la producción, es espectacular. El diseño gráfico de cada uno de los espacios que se nos presentan (y son muchos y variados) tiene una calidad excelente.

Esta producción está llena de poderosas imágenes diseñadas con mucho gusto y, sobre todo, con mucho dinero. Gran parte de ello se debe a Rory Cheyne (al que debemos el aspecto de la serie “Hannibal”, por ejemplo) o a los diseños de vestuario de Kurt Swanson y Bart Mueller.

Fundacion 3

Por suerte, en esta serie la forma no lo es todo (como en muchas otras recientes). Sin haberme leído los libros en los que se basa, el tema es muy interesante y bien presentado. Por supuesto, como suele ocurrir en la Ciencia Ficción “dura” (más cerca de Ian Watson que de Asimov) hay conceptos teóricos que “suenan” complicados, pero a los que no debemos dar mayor importancia. Las matemáticas, aquí, casi llegan a ser algo metafísico, un principio universal (vuelvo de nuevo a Watson con su Incrustados, aunque allí era el lenguaje el que determinaba la realidad), pero podríamos decir que no deja de ser un macguffin, algo que debemos aceptar sin intentar comprenderlo y seguir disfrutando del argumento.

Se nos presentan varios temas que se irán desarrollando a lo largo de la temporada (o las temporadas, esperemos): el poder y la corrupción que conlleva el llevar el poder durante mucho tiempo; la decadencia inevitable de los grandes imperios; la ciencia enfrentada a la religión, etc.

El segundo episodio, en mi opinión, puede parecer algo inferior pero esto se puede explicar porque no tiene la sorpresa del primero y porque, además, se superponen varios temas que, a diferencia del anterior capítulo, en éste parece que estén menos ordenados, dando cierta sensación de que no se centra en el tema principal, que queda enterrado bajo varias capas, varios subtemas, superponiendo varios hilos narrativos de una forma ligeramente caótica y que espero esté mejor cohesionada en capítulos posteriores.

Uno que se apunta y que podríamos ver más adelante es el de la clonación del Emperador y la Fundación como dos soluciones diferentes al mismo problema: conseguir pervivir más allá de las generaciones humanas. Obviamente, para el/los emperadores, la respuesta es ser clonado y continuar viviendo en “otros yo”, otros cuerpos, mientras que para Sheldon (o para Gaal) es diseñar una manera en la que su ciencia le sobreviva (con el riesgo de convertirle en un ser mesiánico, como se verbaliza).

Fundacion 9

Y este es el principal problema de la serie (y de los libros): el plan de la Fundación es a largo plazo, debe irse desarrollando a lo largo de muchos siglos, con varios cambios de personajes o varios saltos atrás y adelante en el tiempo, explorando los cambios que se dan a lo largo de varias generaciones, lo cual será un gran reto para Goyer y los guionistas.

Entre los personajes, destacaría en primer lugar a Imperio Day, el clon de edad media, interpretado por Lee Pace a quien recordamos como el rey elfo Thranduill de El Hobbit. En Fundación es un duro gobernante, juez, jurado y verdugo, el que tiene la última palabra de los tres clones y que con su media armadura azul eléctrico está a un paso de convertirse en el gobernante megalómano de manual.

Fundacion 8

Harris, por su parte, consigue dar al matemático Sheldon una vulnerabilidad, una humanidad, que le acercan al espectador, mientras que es evidente que sus planes van más allá de lo que conocemos, por lo que no terminamos de fiarnos de él.

Fundacion 11

Gaal es simplemente encantadora. Su “exilio” de un planeta donde se elimina a los herejes que niegan la fe en pos de la ciencia es algo doloroso que hace que nos sintamos conectados a ella desde el principio, y Lou Llobell consigue transmitirnos toda esa dulzura y ese temor que el personaje debe tener al cambiar su vida por completo.

Y luego está el robot (por ahora el único que hemos visto), Demerzel, interpretada por la actriz Laura Birn, la ayudante eterna (e inmortal) de la larga saga de emperadores, que nos brinda una actuación flemática y muy inquietante.

Fundacion 7

Como ya le ocurriera a Tolkien (aunque por motivos muy diferentes), esta obra de Asimov presentaba una aplastante mayoría de personajes masculinos, y Goyer ha preferido modificar esto, cambiando el género de varios personajes, como Salvon Hardin (aquí interpretada por Leah Harvey) y Gaal Dornick (interpretada, como ya hemos dicho, por Lou Llobell). Esto dará pie a temas que no aparecen en el libro: tramas románticas, el debate de si traer niños a un mondo que está destinado a una gran catástrofe…

Fundacion 12

En resumen, un buen comienzo para esta serie que pierde algo de fuelle en su segundo episodio al no conseguir transmitir todo lo que debería. Es una premisa muy interesante que seguiremos atentamente y que esperamos sea capaz de hacernos conectar más con los personajes principales (yo, personalmente, solo lo he hecho con Gaal).

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,123SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial