miércoles, octubre 20, 2021

El Videoclub: Dune (1984)

/

Analizamos la versión de Dune que fue estrenada en 1984.

La saga de novelas de Dune

Dune es el título de una novela de ciencia ficción que, en 1965, el escritor Frank Herbert sacó a la luz. El éxito de dicho libro fue determinante para publicar sus secuelas: El mesías de Dune (1969), Hijos de Dune (1976), Dios emperador de Dune (1981), Herejes de Dune (1984) y Casa Capitular Dune (1985). Tras la muerte de Frank, su hijo Brian, en colaboración con Kevin J. Anderson, llevó a cabo las precuelas Preludio a Dune (1999 – 2001) y Leyendas de Dune (2002 – 2004), así como dos secuelas de la línea creada por su padre, tituladas Cazadores de Dune (2006) y Gusanos de arena de Dune (2007).

Dune - gusanos

Dado que una franquicia de este nivel no podía limitarse al mundo de la literatura, las aventuras que transcurren en el mundo ideado por Frank Herbert han logrado pasar de las páginas de los libros a las de los cómics, así como al terreno de los juegos, la televisión y el cine. Si nos centramos en el último caso, ahora que Dune ha estrenado una nueva versión en la gran pantalla, es el momento idóneo para analizar la película homónima que vio la luz en 1984, tarea de la que se encarga este artículo.

Análisis de la película Dune (1984)

Un comienzo es un tiempo muy delicado. sabed que nos hallamos en el año 10191. Gobierna el Universo conocido el Padisah Emperador Shaddam IV, mi padre. En estos tiempos, la sustancia más apreciada del universo es la especia melange, especia que extiende la vida, especia que expande la consciencia. La especia es vital en los viajes espaciales.

La Cofradía del Espacio y sus navegantes, a quienes la especia ha venido mutando durante 4000 años, utilizan el gas de especia naranja, que les confiere la facultad de plegar el espacio, es decir, de viajar a cualquier lugar del universo sin necesidad de moverse. Ah, sí, he olvidado decir algo: esta especia existe solamente en uno de los planetas del universo entero, un planeta yermo y desolado, cubierto por inmensos desiertos. Escondido entre las rocas de estos desiertos, se encuentra un pueblo conocido como los Fremen que, desde tiempos remotos, sostienen que un hombre ha de llegar, un Mesías que habrá de conducirlos a a la verdadera libertad. Ese Planeta es Arrakis, También conocido con el nombre de Dune.

Esta introducción, narrada por la princesa Irulan, da pie a la película, dirigida por David Lynch y dedicada a la memoria de Federico de Laurentis, que cuenta con 137 minutos de duración.

Cast de la película Dune (1984)

Kyle MacLachlan (como Paul Atreides), Francesca Annis (en el papel de Lady Jessica), José Ferrer (que interpreta al Emperador Shaddam IV), Virigina Madsen (que encarna a la ya mencionada princesa Irulan), Sean Young (que se mete en la piel de Chani), Everett McGill (que hace de Stiglar), Patrick Stewart (que se convierte en Gurney Halleck), Sting (que se transforma en Feyd Rautha), Jürgen Prochnow (como Leto Atreides), Richard Jordan (en el papel de Duncan Idaho), Siân Phillips (que intrepreta a la Reverenda Madre Gaius Helen Mohiam) y Max von Sydow (que encarna al doctor Liet Kynes). También conviene hacer mención de Alicia Witt (que se mete en la piel de Alia Atreides).

personajes de dune

Dune de David Linch

A los Harkonen no le agrada nada la orden imperial de que la familia Atreides haya sido designada como nueva gobernadora del planeta Arrakis, donde ellos mandaban con puño de hierro. Con la férrea determinación de recuperar dicho mundo, los Harkonen lanzan un ataque que pondrá en duros aprietos a los nuevos regentes, sobre todo a Paul, el hijo del duque Leto Atreides.

Pese a que esta película, de gran presupuesto, está basada en la novela homónima, parece depender mucho de su fuente y no termina de dejar claros algunos conceptos que pueden descolocar al espectador que se anime a ver esta versión de Dune sin haberse leído el libro antes.

Como confirmación de lo expresado en el párrafo anterior, lo cierto es que la película Dune supuso un fracaso de taquilla, aunque, al igual que ha pasado con otros filmes que no empezaron su andadura con buen pie, ha acabado por convertirse en un título de culto, lo que ha originado que muchos críticos se hayan retractado de sus opiniones originales.

Puede que por no haber sido rentable en la taquilla, la versión ochentera de Dune no haya contado con ninguna secuela, al contrario de lo que se pretende hacer con la nueva adaptación, pero también cabe la posibilidad de que no hubiera intención inicial de hacer más de una película.

Kyle MacLachlan Dune

No obstante, si eres un fan del género de la ciencia ficción en general o de las novelas de Frank Herbert en particular, o si tienes la intención de ir al cine a ver la nueva versión de Dune, puede resultarte interesante echarle un vistazo a la película de 1985, ya que, además de servirte como comparación, podrás opinar si era necesaria una nueva adaptación o si prefieres el material clásico.

CRÍTICA

Nota genérica

RESUMEN

Primera adaptación al cine de Dune, la exitosa novela de ciencia ficción de Frank Herbert.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,123SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial