sábado, mayo 21, 2022

RESEÑA DE THAT TEXAS BLOOD Vol. 1

/

Image Comics publica la serie That Texas Blood, un cómic de genero negro ambientado en el ficticio condado de Ambrose en Texas

That Texas Blood, está escrita por el guionista Chris Condon y dibujada por el británico Jacob Phillips, quienes han formado un equipo sólido en este cómic de género negro del ‘lejano oeste’ moderno. El primer arco argumental, apareció recopilado en tapa blanda en enero de 2021 y, por ahora, ninguna editorial en España se ha animado a publicarlo.

Los tiempos en que Condon divide la historia son como una cuenta atrás en la que el lector siente como la mecha se va consumiendo poco a poco, sin ningún tipo de prisa, tal y como sucede en el condado texano, donde el tiempo pasa lentamente y sin grandes sobresaltos.

El tranquilo condado de Ambrose en Texas esconde en su quietud una terrible historia familiar

Reseña de That Texas Blood Vol. 1

Joe, un sheriff ya entrado en años, es el protagonista de la trama, puesto que todas las historias pasan por él, aunque no sea el actor de estas. Joe Bob Coates es el responsable de la oficina del Sheriff en el condado de Ambrose, donde se desarrollará toda la historia, un lugar en principio tranquilo y apartado de los grandes delitos, pero los planes previstos por Joe para su cumpleaños han de esperar al ser avisado de un extraño suicidio dentro de su jurisdicción.

Joe tendrá que realizar un duro trabajo para llevar a cabo la investigación, sin importar la edad u otros obstáculos que le impidan finalizar su labor. Al mismo tiempo, Randy, un texano que habita en la gran ciudad, ha de volver a su casa al tener noticias de la muerte de su hermano, pero su actual mentalidad y comportamiento cosmopolita y urbanita, se va diluyendo tras llegar al condado de Ambrose, donde sus raíces texanas originarias van aflorando y dominando al personaje.

Todo inicia con un cadáver

El primer cadáver, no es más que un punto de partida para ir desatando el nudo del misterio, en el que Joe y Randy, por caminos separados que se cruzan, comenzarán a indagar y sacar los trapos sucios ocultos.

La vuelta a Ambrose de Randy no es bienvenida por los lugareños, porque el legado dejado por su hermano en el lugar es tan nefasto, que cualquier miembro de su familia es mal visto en la zona, sin importar las razones por las que se encuentre en el condado.

En este punto, el guionista nuevamente empatiza con el lector, a quien hace partícipe de esa sensación de extraño que siente el propio Randy. Es una de esas historias donde la policía local y la criminalidad de un pueblo profundo coexisten de forma que encajan perfectamente con el estereotipo presente en la mentalidad colectiva, aunque sin ser utilizada por Chris Condon de un modo clásico y previsible.

Los personajes que van surgiendo a lo largo de la historia no son planos ni previsibles, dando una sensación de intranquilidad permanente, donde no se sabe verdaderamente quién es quién, ni si sus intenciones son las que enuncian. Del mismo modo, se va observando como la locura de Randy se va adueñando de él poco a poco durante la trama, hasta llegar al desenlace.

El extraordinario trabajo de Jacob Phillips

En el apartado gráfico Phillips realiza un gran trabajo, tanto en el dibujo como en el color, dando profundidad a la historia de Condon y complementándolo a la perfección, resaltando su paleta de colores los estados de los personajes y la franja horaria en la que se desarrolla la acción, siendo fácilmente identificables gracias a su trabajo, el mediodía, la última hora de la tarde y, por supuesto los anocheceres.

Las expresiones de los personajes están tan bien plasmadas, que antes de leer el texto el lector percibe claramente el sentido de este: preocupación, alegría, temor, inseguridad…; incluso el sheriff denota perfectamente su edad con las arrugas que marcan su rostro y las expresiones que surgen en él. La acción está representada a la perfección en el apartado gráfico, existiendo un trazo más profundo en los momentos de transición y de normalidad y un trazo más sutil y dinámico en los momentos de acción.

En conclusión, el primer tomo de “That Texas Blood” es un buen cómic de género negro, con una buena historia perfectamente dibujada y resuelta, que será una gran adición para los lectores a quienes le gusten autores como Ed Brubaker.

«¡CHRIS & JACOB (…) Una cantidad increíble de talento para un duo tan novedoso en los cómics!» -CHIP ZDARSKY (Daredevil)


ThatTexasBlood1 Vol1
That Texas Blood Volume One TP (Image Comics)

Sheriff Joe Bob Coates questions his effectiveness as the aging lawman of Ambrose County, Texas as chaos descends following an explosive highway confrontation and the mysterious death of local rogue Travis Terrill. Michael Lark (LAZARUS, Daredevil) calls the series «The best damn comic I’ve read in years.» Collects THAT TEXAS BLOOD #1-6

Autores: Chris Condon y Jacob Phillips

CRÍTICA

Guion
Dibujo
Edición

RESUMEN

CRÍTICA

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,339SeguidoresSeguir
2,800SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores