martes, mayo 17, 2022

Harry Potter y Crepúsculo, a la hoguera en Tennessee

/

Tras la prohibición de Maus por un Consejo Escolar, un pastor del mismo estado quema libros de Harry Potter y otros por fomentar la brujería

La prohibición de libros ha experimentado un alarmante resurgimiento en Estados Unidos. El alcalde de Ridgeland, Mississippi, está reteniendo fondos cruciales para su sistema de bibliotecas hasta que los bibliotecarios retiren de sus archivos cualquier libro de temática LGBTQ. En Texas, una oleada de quejas de padres ha provocado la revisión de docenas de libros, incluso algunos tan inocuos como una biografía infantil de la Primera Dama Michelle Obama. Un distrito escolar de Tennessee retiró hace poco la novela gráfica Maus de su plan de estudios sobre el Holocausto. Ahora han ido un paso más lejos con la quema de libros de Harry Potter, Crepúsculo y otros.

Greg Locke, un pastor y teórico de la conspiración de extrema derecha, organizó una quema de libros para su congregación en Mount Juliet, Tennessee. según informa CBR. Locke pronunció un sermón antes de la quema, en el que animó a los asistentes a arrojar títulos para jóvenes adultos como los escritos por JK Rowling y Stephanie Meyers en una gran hoguera con el argumento de que los libros promovían la adoración del diablo y la brujería.

Antes del evento, invitó a sus devotos seguidores a traer sus ejemplares de los populares libros de fantasía, así como «cartas de tarot, tablas de Ouija, cristales curativos, estatuas de ídolos, libros de hechizos y todo lo relacionado con el ocultismo», lo que incluiría también al menos un juego de cristalería de los Villanos de Disney.

«Tenemos el derecho constitucional y el derecho bíblico de hacer lo que vamos a hacer esta noche», dijo Locke durante el sermón de 73 minutos en el que arengaba a sus parroquianos. «Tenemos un permiso de quema, pero incluso una iglesia sin él tiene el derecho religioso de quemar material secreto que consideren una amenaza para sus derechos y libertades religiosas y su sistema de creencias».

Según Nashville Scene, en la quema de libros hubo un manifestante contrario a Locke que arrojó a las llamas lo que, según él, era la Biblia, mientras sostenía ejemplares de libros como Fahrenheit 451 y El origen de las especies, de Charles Darwin. Publicada en 1953, la novela Fahrenheit 451 de Ray Bradbury describe un futuro distópico estadounidense en el que los libros están prohibidos y los «bomberos» se encargan de quemar los libros que encuentran.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,335SeguidoresSeguir
2,800SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores