domingo, mayo 22, 2022

Rurouni Kenshin: Hokkaidô: Reseña

/

Analizamos la vuelta de Kenshin, el samurái de la cicatriz

El año pasado en el salón del manga de Barcelona, Panini anunciaba que recuperaba los derechos de Rurouni Kenshin y que en 2022 tendríamos de vuelta al samurái de la cicatriz.

Por un lado con una edición Maximum como las que ya han disfrutado Berserk o Bleach en nuestro país, que contiene dos tomos japoneses, con la cual la colección cierra en 14 tomos. Esta sería la tercera edición del manga que sale en nuestro país, después de la traducción de Glénat de los tomos originales y la edición Kanzenban de Glénat/EDT/Panini que trajo de cabeza a muchos lectores por el baile de editoriales y una espada que a veces salía en el lomo y otras veces no y que a día de hoy es difícil empezar a hacérsela ya que muchos tomos se encuentran descatalogados.

Kenshin hokkaido1

Con lo cual la nueva edición supone una opción interesante para aquellos que quieran acercarse al samurái pelirrojo, con muchas páginas por tomo y de un tamaño idéntico a la mencionada edición Kanzenban, es decir, un poquito más grande que el tankōbon original.

Esta edición empezará su recorrido en abril, pero la otra gran noticia de Panini con respecto a la obra de Watsuki es la publicación de su secuela: Rurouni Kenshin: Hokkaidô.

Rurouni Kenshin: Hokkaidô

Publicada originalmente en Jump Square desde septiembre de 2017, el arco de Hokkaidô es una serie abierta que cuenta actualmente con 6 tomos en Japón que contienen los primeros 36 capítulos, mientras la serie va algo más avanzada en la revista de Shueisha.

Kenshin hokkaido2

La historia arranca en el año 16º de la era de Meiji, es decir, un año después del final de la obra original donde veíamos a Kenshin y a Kaoru cuidando de su hijo Kenji y cinco años después de que el samurái decidiera quedarse a vivir en el dojo Kamiya. Por su parte, Yahiko es instructor del dojo y ha heredado el Sakabatō, la espada de filo invertido de Himura y Sanosuke parece haber huido de sus deudas a América. La historia nos presenta dos estudiantes del dojo, por un lado está Aran, que está occidentalizado, es culto y sirve a veces de alivio cómico.

Y por otro está  Ashitaro, que es un huérfano que militaba en las filas de Shishio y que actualmente porta la Mugenjin, la espada del villano y como tiene tendencia a meterse en líos, Kenshin le prohíbe usarla bajo pena de terminar confiscándosela.

Con todos los personajes principales recordados o presentados, la trama inicia a través de una foto que llega a los protagonistas de forma casual. En la foto aparece  Koshijirō, el padre de Kaoru, que fue dado por muerto en la guerra hace seis años pero la fotografía es actual y está tomada en Hokkaidô, con lo que deciden ir a investigar por qué nunca volvió a casa después de la guerra. El viaje de Kenshin a Hokkaidô, permite que veamos a viejos conocidos como Saitō o que conozcamos a una banda de espadachines conocidos como Kenkaku Heiki, que parecen estar iniciando una rebelión.

El dibujo de Watsuki se encuentra en una forma estupenda y conoce muy bien a sus personajes a pesar del tiempo pasado. Sin embargo, igual que en la obra original, vemos que sigue teniendo algunos problemas de narrativa donde no siempre vamos a identificar inmediatamente qué es lo que está ocurriendo a determinadas viñetas. La historia es interesante y tiene la capacidad de intrigar al lector mientras descubrimos como son los personajes nuevos, qué misterios esconde la foto de Koshijirō o cuales son los planes de los nuevos villanos asentados en el monte.

Kenshin hokkaido3

Todo ello suavizado por nuestra propia nostalgia y el cariño que arrastramos de los personajes desde hace tantos años por medio de la obra original, que es un manga que gracias a sus constantes reediciones no ha caído en el olvido y posee, pese a las antipatías que actualmente despierta el autor, estatus de obra de culto.

Y hablando de antipatías, la parte oscura del manga ya la sabréis muchos aficionados, su publicación se interrumpió sólo dos meses después de la salida del primer número por desagradables problemas de Watsuki con la ley, pero en julio de 2018 volvió de nuevo a la revista (con algún parón ocasional) y actualmente la serie se encuentra en publicación y esperemos que sin más altibajos.

Tendréis a vuestra disposición el primer número de Rurouni Kenshin: Hokkaidô este 31 de marzo de la mano de Panini a un precio de 8,95€ en formato tankōbon y es una lectura muy recomendada si disfrutasteis en algún momento de vuestras vidas del manga o del conocido anime del samurái de la X en el rostro.

Y si queréis probar algunos capítulos de la serie original antes de decidiros, podéis hacerlo en Manga+ la app gratuita de Shueisha con capítulos en castellano de Kenshin y de multitud de obras de la editorial.

CRÍTICA

Guión
Dibujo
Edición

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,340SeguidoresSeguir
2,800SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores