martes, mayo 24, 2022

5 veces que Goku se rindió

/

Goku es ese personaje que cae bien a casi todo el fandom y especialmente recordado por usar todas sus fuerzas en cada una de sus batallas y no rendirse jamás. ¿Pero es esto así?

Goku veía la luz el 20 de noviembre de 1984 gracias a la pluma y a la genialidad de Akira Toriyama, y ha sido incombustible desde entonces con los distintos mangas, series de anime, videojuegos e infinidad de productos que no han dejado que el personaje caiga en el olvido incluso cuando no se encontraba en publicación.

Actualmente y después del último capítulo de Dragon Ball Super en la televisión nipona hace más de cuatro años, Goku ha continuado con su buen hacer que es, básicamente, entretenernos gracias al manga de Toyotaro supervisado por el maestro Toriyama.

Goku no se rinde 1

Pero resulta interesante como el personaje es resaltado y recordado en redes sociales, es fácil ver comentarios del tipo “Goku me enseñó a no rendirme jamás”, debido a ese aura de luchador incansable que da todo lo que tiene durante una pelea.

Y si bien es cierto que tenemos esa imagen de un Goku en el suelo semidesnudo con la ropa hecha jirones buscando energía de donde no hay para volver a levantarse de nuevo y hacer frente al enemigo de turno como uno de los tropos habituales de la serie, podríamos pensar que Goku no solo nos enseñó que nunca debes rendirte, puede ser que también nos enseñase cuándo hay que hacerlo.

Estas son las batallas en las que Goku decidió rendirse.

Batalla de Goku contra Freezer

Goku no se rinde 2

Después de la pelea con el insidioso dictador galáctico y después de ver morir delante suyo a antiguos enemigos que apelaban a su raza de origen como Vegeta o amigos de la infancia como Krilín, nuestro protagonista consigue desatar el poder del Super Saiyano. Después de una lucha intensa, Goku percibe que su rival no puede mantener el ritmo del combate, no le queda ninguna técnica que pueda sorprenderle y su fuerza ha empezado a disminuir. Goku decide abandonar, porque ha entendido dos cosas, que el combate no va a evolucionar y ya no es un desafío y que Freezer ha sido derrotado por un Saiyano, una de las razas prácticamente esclavizadas por el tirano. La victoria moral es suya.

Desgraciadamente, la pelea no concluye ahí y en el próximo ataque Freezer va a quedar gravemente mutilado, Goku supo cuando rendirse buscando evitar un mal mayor para su adversario pese a que era malvado hasta la médula.

Batalla de Goku contra Cell

Goku no se rinde 3

Quizás sea la rendición más recordada, en esta ocasión al Saiyano le basta un combate breve para confirmar sus sospechas, no podrá derrotar al androide. Tanto Goku como el propio lector entienden que es un momento de cambio y de paso de responsabilidades de padre a hijo. Goku no puede resolver el combate contra Cell, pero sabe que Gohan si puede conseguirlo con un poder oculto que sabe que se encuentra en su interior y que espera que se desate junto con su furia.

Nuestro protagonista sabe que no siempre se puede con todo y calibrar tus posibilidades de manera realista y dar todo lo que tienes y ofrecer tu máximo esfuerzo nunca es una derrota, y a veces es inteligente dar un paso a un lado y darle una oportunidad a esa otra persona que también está capacitada; aunque seas el protagonista de tu propia serie de cómics.

Batalla de Goku contra Majin Boo

Goku no se rinde 4

Una vez más durante el combate contra la primera versión de Boo que nos enseña la obra, Goku, que parece que lleva las riendas del combate con su nueva transformación con melena, decide detener el combate en seco y marcharse. Quizás menos evidente que en los casos anteriores ya que nuestro protagonista no verbaliza una frase de rendición, es evidente que no va a continuar con el combate.

Más tarde sí nos dice que es cierto que es una transformación que le consume mucha energía y en la que no puede estar mucho tiempo, pero también sabemos que él sospecha que podría haber derrotado al monstruo con el tiempo que le quedaba, pero Goku ya no pertenece al mundo de los vivos y no es a él a quien le pertenece la oportunidad de salvar el mundo.

Quizás por motivos parecidos al combate con Cell, entiende que es el momento de pasar el testigo y que es la sangre nueva, es decir, su segundo hijo y el hijo de Vegeta, los que deben hacerse cargo de las situaciones difíciles y cargar con la responsabilidad de proteger a los suyos.

Batalla de Goku contra Beerus

Goku no se rinde 5

Existen tres versiones de la batalla de Goku contra Beerus, en la del manga con Toyotaro Goku se queda literalmente sin energías y el dios decide que el combate ha terminado y que como premio por su esfuerzo no va destruir la tierra. Otra versión es la serie de animación de Dragon Ball Super donde un Goku sin más nada que ofrecer, cae casi semi inconsciente desde la estratosfera poniendo fin al combate. 

En esta ocasión nos vamos a quedar con la primera que vimos, la versión de la película “La Batalla de los Dioses”. Goku se encuentra al límite y sin energías y Beerus quiere escuchar como se rinde, que es exactamente lo que hace el Saiyano con una gran sonrisa.

Goku no se rinde 6

Goku sabe que el dios de la destrucción se encuentra a otro nivel y que ni su nueva transformación puede hacer que estén siquiera a niveles parecidos, no tiene sentido continuar. Ahora Goku sabe que los límites señalan metas más lejanas de lo que nunca antes ha podido atisbar, no es el momento de una lucha sin sentido, sino de reajustar esfuerzos y de continuar en esa etapa de crecimiento que de repente ya no está estancada ahora que conoce el límite nuevo que lo lleva a acercarse a Lord Beerus.

Batalla de Goku contra Hit

Goku no se rinde 7

Durante el torneo de Champa que enfrenta a los universos 6 y 7, los dos luchadores más prometedores de cada equipo, Goku y Hit, se encuentran en la que puede ser la batalla que elija al ganador del torneo. Hit posee habilidades que le permiten manipular el tiempo de manera breve, pero Goku entiende rápidamente que Hit es un asesino y que todas sus técnicas están encaminadas a acabar con la vida del rival.

Con una prohibición de matar al contrario que forma parte de las reglas del torneo, Hit no puede luchar a pleno rendimiento y Goku decide salir voluntariamente del tatami con una sonrisa en el rostro. Evidentemente es la acción de rendirse según las reglas del Tenkaichi Budōkai que llevamos viendo durante toda la serie.

Goku tiene algo más que enseñarles a sus lectores en esta ocasión, una competición en la que uno de los participantes no puede darlo todo, no es una competición justa. El Saiyano no deja de luchar porque se rinda, sino que insta a Hit a luchar en otra ocasión sin las reglas de los dioses de la destrucción, porque quiere ver todo su potencial y quiere luchar con él en igualdad de opciones.

Las veces que Goku se ha rendido nos muestra que sabe cuándo hacerlo

Goku no se rinde 8

Como hemos visto, el protagonista de Dragon Ball sí que decide rendirse a veces, y es bueno que muchos lo recuerden como alguien incansable y capaz de darlo todo. Pero la realidad es que Goku es un personaje algo más complejo que eso y dentro de todo lo que sus autores nos quieren contar, es bueno que le atribuyamos otras enseñanzas, en este caso, ser lo bastante listo como para saber cuando parar.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,342SeguidoresSeguir
2,810SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores