domingo, julio 3, 2022

Camino a Star Wars Parte 3 de 3: La guerra de las galaxias. Rodaje, estreno y locura

/

Llegamos a la tercera y última parte de esta serie de tres artículos sobre la creación, estreno e importancia de la película Star Wars, La Guerra de Las Galaxias. Tras conocer de dónde salió todo y la preproducción, entramos ahora en el meollo: rodaje, estreno y consecuencias ¡Que la Fuerza os acompañe!

Rodaje

El rodaje de Star Wars se inició el 25 de marzo de 1976 en Túnez, un rodaje lleno de problemas e inconvenientes. Al segundo día de rodaje les llovió, las primeras lluvias importantes en el Sahara en los últimos 50 años. El tiempo fue un verdadero problema durante las dos primeras semanas.

Star Wars 19

Por otro lado, C-3PO fue terminado justo un día antes de empezar a rodar con él y, al segundo paso, se rompió la pierna izquierda. R2D2 no podía moverse y girar la cabeza a la vez. A todo esto, hay que sumar accesorios defectuosos, averías electrónicas, etc. Lucas se desesperaba.

Más tarde, el trabajo en decorados se realizó en los estudios Elstree de Londres, el “Hollywood británico”, unos de los estudios más grandes del mundo en aquel entonces. Tras meses de construcción, allí estaban los impresionantes decorados donde se juntaría, por primera vez, todo el reparto de La guerra de las galaxias.

Pero continuarían algunos problemas de producción, a los que se añadirían ciertas exigencias de los sindicatos ingleses como parar obligatoriamente a las 17’30, a no ser que se estuviera en medio de un plano. Algo que a Lucas le sacaba de quicio. Además, a la mayor parte del equipo (muchos actores principales incluidos como Alec Guinness o Harrison Ford) les costaba tomarse en serio la película, viéndola como algo infantil.

Star Wars 58

Con todos estos problemas, el rodaje se retrasó dos semanas más de los previsto y Fox decidió cancelar la película. Alan Ladd Jr. De nuevo mostró fe en Lucas y lo consiguió aplazar unos días. Se dividió el trabajo en tres unidades para rodar a la vez y terminar a tiempo, aumentando así el presupuesto. Las escenas que quedaban se rodaron entonces a un ritmo frenético, con un Lucas desesperado corriendo de un plató a otro. Fox planeaba estrenar la película en las navidades de 1976 pero con el retraso en el rodaje eso sería imposible. Y aún quedaba la post producción.

El primer montaje vio la luz en la primavera del 77, y a George Lucas le horrorizó. Era un absoluto desastre. Él mismo realizaría un segundo montaje, durante los fines de semana, despidiendo al montador anterior al no entenderse entre ellos. Así que, a punto de acabar el plazo, Lucas estaba sin película y sin montador.

Decidió empezar el montaje desde cero. Contrató a Paul Hirsch y a Richard Crew para montarla, ayudados de su mujer Marcia, que estaba montando New York, New York con Scorsese. Los tres buscaban darle a la película el ritmo que Lucas deseaba.

Pero, mientras, la situación en ILM era también desastrosa: se tenían que inventar nuevos efectos especiales, pero se habían gastado la mitad del presupuesto en montar el taller, cámaras de control de movimiento.

Star Wars 43

Durante el primer año de ILM no se rodó ni un solo plano. Se montaron impresoras ópticas, cámaras, se construyeron maquetas… Lucas se encontró con que ILM solo había completado tres efectos especiales de los 365 que estaban previstos y se habían gastado seis meses y un millón de dólares tan solo en poner a punto las cámaras.

Pocos meses antes de la fecha prevista de finalización, solo se habían grabado cuatro planos y ninguno era “aceptable” en palabras de Lucas.

Casi al final del plazo de tiempo no había efectos especiales, no se sabía si funcionarían las naves… el director estaba desesperado.

Y, claro, la junta directiva de Fox se enteró de todos estos problemas y entró en cólera y pánico. La tensión que debió soportar Lucas estas últimas semanas sería insoportable: sin montaje final, con problemas de postproducción y batallando con los ejecutivos de Fox. Tuvo que ir al hospital y se le diagnostico hipertensión y agotamiento.

Star Wars 13

Pero en vez de bajar el estrés, Lucas redobló sus esfuerzos para salvar la película, yendo personalmente dos veces por semana a ILM, (con el consiguiente disgusto de los trabajadores que lo veían como falta de confianza en ellos) y hacer en seis meses el trabajo de un año.

En cuanto a las batallas, Lucas había recopilado escenas de películas antiguas con combates aéreos para que pudieran ver cómo debían moverse tanto las naves como los tripulantes, algo que no se puede describir, y que en un guion gráfico no se vería el ritmo necesario.

Por otra parte, una parte de la postproducción que se suele olvidar, y que es muy importante sobre todo en películas de acción, es el sonido. El diseñador de sonido Ben Burtt, del que ya hemos hablado, había pasado un año inventando sonidos de una galaxia muy muy lejana. Chewbacca es la mezcla de varios animales; R2 es una mezcla de sonidos de sintetizados con voces humanas imitando sonidos infantiles; y luego está la respiración de Vader, que se consiguió metiendo un pequeño micrófono en un regulador dentro de una botella de aire. Entre otros muchos.

Star Wars 80

Por fin, en el segundo o tercer montaje, Lucas hizo un pase privado para amigos como Steven Spielberg o Brian de Palma… y no gustó en general (Spielberg dice que fue uno de los pocos a los que sí le gustó). Aunque este montaje tranquilizó algo a los ejecutivos de Fox.

Claro que la película no estaba terminada, aún le faltaba una parte esencial. La banda sonora.

La música necesaria para viajar a las estrellas

A día de hoy es indudable la importancia de Williams como compositor y como director de orquesta. Sin embargo, a mediados de los años 70 la situación era diferente: durante los 60 el entonces joven Williams había basado su carrera musical como arreglista de música ligera y orquestando trabajos de otros compositores más importantes.

Star Wars Williams 1

Sus primeros trabajos en el cine tienen una clara influencia del jazz y son  en su mayoría comedias románticas y cine de catástrofes. Hasta que llegaron Spielberg y la película Tiburón.

John Williams había ganado un Oscar por Tiburón con Spielberg. Fue el propio Spielberg quien lo recomendó a Lucas para que compusiera su banda sonora de aventuras espaciales.

Para Star Wars, quiso dar un carácter especial a cada personaje y a cada tipo de escena. Williams dirigió la Orquesta Sinfónica de Londres en marzo de 1977, grabando la BSO durante 12 días, dando lugar a una de las más reconocibles obras en todos sus temas, siendo uno de los pocos aspectos que superó las expectativas de Lucas.

Star Wars Williams 4

Williams afirmó en una entrevista en 1978 que “(la música de Star Wars) es una entidad, que es un solo cuerpo y que le voy añadiendo partes todo el tiempo. Tiene una continuidad, en términos musicales, que, por lo que yo sé de cine, es única (…). Tenemos esta colección de temas y melodías y marchas e himnos de batallas y todo tipo de cosas. Bodas, funerales, todo lo que se te pueda ocurrir que pertenezca al conjunto de las obras musicales y tengo que decir que me encanta mirarlo ahora, sobre todo, teniendo en cuenta que, al principio (de componer la BSO) (…) yo no lo tenía previsto de esta manera”.

Cabe destacar que las bandas sonoras del cine de aquella época eran, normalmente, una colección de canciones pop y disco, y no una banda sonora sinfónica tradicional como la que Lucas le pidió a Williams. A día de hoy a nadie a nadie le sorprende escuchar una gran orquesta romántica como música en una película de ciencia ficción, pero no siempre fue así.

Recordemos que, por quel entonces, la única referencia de cine de ciencia ficción “seria” era 2001, una odisea del espacio, una obra de una innegable calidad pero que disponía de un planteamiento narrativo y un montaje completamente opuestos a lo que quería Lucas para Star Wars. Pero tampoco debemos olvidar a Jerry Goldsmith, de la misma generación que John Williams, que el mismo año se arriesgaba con una obra musical de raíz expresionista: El Planeta de los Simios.

Con todas estas premisas, a nadie se le ocurriría crear una BSO de ciencia Ficción al más puro estilo de las películas de aventuras. A nadie excepto a Lucas y a Williams. El compositor había trabajado en diferentes series a finales de los 60 durante su etapa televisiva: Perdidos en el Espacio, El túnel del tiempo o Tierra de Gigantes, entre otras, obras en las que la inspiración musical es más cercana a los trabajos para el género fantástico de Bernard Herrmann, con gusto por las grandes formaciones orquestales, con un cierto toque Wagneriano (al que Williams le debe mucho).

Por ello, Williams optó por alejarse de la música electrónica habitual de la época para este género y buscó el contraste entre imagen y música (recordemos que tuvo que componer la BSO sin ver ninguna escena ya que no estaban rodadas), virando hacia una música más tradicional, estilo siglo XIX. Williams no quiso hacer la música de la forma común, cambiando el concepto del sonido tradicional, lo que hizo que las salas tuvieran que modernizarse. Lucas, de nuevo, aprovechó esto para crear una empresa asesora e impulsadora de la nueva tecnología, THX

Star Wars Williams 3

Al final el trabajo es una colección de temas que revolucionó el mundo del cine y de las bandas sonoras y que 45 años después sigue siendo una de las más reconocibles y admiradas de la historia. Fue, además, la única parte del trabajo que, una vez terminado, superó las expectativas del director.

El estreno

Tras una preview organizada en el Northpoint Theatre de San Francisco (con el habitual cuestionario sobre la película), el público parece que la recibió bastante bien aunque la opinión general fue que lo máximo que debían esperar de la película era recuperar la inversión.

Star Wars Pase previo 1

Las distribuidoras tampoco apostaban por La Guerra de las Galaxias. Fox, para evitar la competencia de los grandes estrenos veraniegos, cambió la fecha de estreno al miércoles anterior al Memorial Day, pero menos de 40 salas aceptaron proyectarla.

El día 24 de mayo de 1977, un día antes de su estreno todos, incluido Lucas, se temían lo peor.

Star Wars

Por fin, La Guerra de las Galaxias se anunció para el verano de 1977… aunque fueron muchos los que dudaban que llegara a los cines a tiempo. Y aun así, casi toda la industria esperaba que fuera un gran fracaso. Pero los acontecimientos se precipitaron.

Y se desató la locura

Star Wars 79

A los pocos meses de su estreno, La Guerra De Las Galaxias se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos, rompiendo varios récords: la película que más pronto había llegado a los 100 millones de dólares de recaudación, recibió 10 nominaciones y 6 Oscar y, por supuesto, llegó el boom del merchandising.

De la noche a la mañana el trío protagonista pasó de ser unos desconocidos a ser aclamados en todos los lugares y, por supuesto, la vida cambió para George Lucas, quien se enfocó en sus siguientes trabajos. En Fox también estaban muy contentos: en tres semanas sus acciones habían duplicado su valor.

Star Wars 9

En 1978 La Guerra de las Galaxias obtuvo 10 nominaciones a los Oscar, ganando siete entre los que estaban, por supuesto, el de los mejores efectos visuales además de sonido, montaje, diseño de producción, etc. Esto significaba el reconocimiento de la industria para la obra de Lucas.

Este éxito de ventas de productos no fue casualidad, sino una campaña bien planificada y dirigida, que ha ido alimentando los deseos de compra de los fans, lo que dio lugar a uno de los aspectos realmente importantes: el impacto cultural de esta película en todo el mundo.

El Merchandising

Como vimos en el primer artículo, Lucas se aferró a los derechos de su creación y, pese a la opinión mayoritaria, prefirió rebajarse el sueldo a cambio de controlar el merchandising (aunque con el enorme éxito del estreno, se vio tan agobiado que a punto estuvo de vender los derechos a Fox).

Star Wars 8

Se había contratado a Charles Lippincott como director de marketing, un amante de la C-F y que tenía contacto con los fans. Lippincott comenzó a promocionarla con los aficionados a la C-F en eventos como la Comic-Con de San Diego con tan solo algún fotograma y algunos dibujos.

Lippincott llegó a un acuerdo con Marvel para publicar sus aventuras y también se encargó de que se publicara una versión novelada, basada en el guion, en noviembre de 1976. También intentó firmar licencias para juguetes antes del estreno, pero con poco éxito. Solo una empresa firmó, Kenner Toys, quienes tampoco confiaban demasiado en esta nueva película, pero deseaban tener una línea propia de juguetes.

Cuando se estrenó La Guerra de las Galaxias y se manifestó el gigantesco éxito que fue, todo el mundo quería tener juguetes de La Guerra de las Galaxias. Ni siquiera Kenner confiaba en aquel enorme éxito y les pilló totalmente desprevenidos. El éxito de La Guerra de las Galaxias les sorprendió hasta tal punto que no pudieron tener listos los juguetes para Navidad (¡7 meses después!). Así que decidieron vender vales de estos muñecos que más tarde se intercambiarían en marzo. Esta “genial” idea es conocida como el “Early Bird Kit”, una caja prácticamente vacía con un vale por el personaje o la nave que habían comprado.

Star Wars 10 1

El mundo de los derechos de comercialización y licencias cinematográficas nunca sería el mismo. Lucas se convirtió en millonario casi de un día para otro. En 1987, 10 años después de su estreno, se calculaba que el merchandising había generado 2.6 billones de dólares.

CONCLUSIÓN

La habilidad de Lucas ha sido saber resumir en una película todo el cine espectáculo anterior. Su gran secreto es su sencillez: no hay en esta película nada ambiguo, ni dobles lecturas. Una aventura para todos los públicos con unos efectos creíbles que nos transportan a ese mundo y con unos valores muy claros (y enfatizados): el valor, la valentía, la amistad, la lealtad y el triunfo del bien sobre el mal. (curioso que sea todo lo contrario a su primera película, THX).

Es una gran narración visual que casi podría ser muda: no hace falta decir nada porque la máscara de Vader o el inmaculado vestido de Leia lo dicen todo, además de los escenarios, uniformes, armas e incluso colores de éstas diferencian a los buenos y a los malos.

Star Wars 77

Un crítico del Time, en su estreno, lo resumió perfectamente: “Suspense y aventuras con los más ingeniosos efectos especiales que jamás se han visto. No tiene mensaje, no tiene sexo y la violencia es mínima. Es una feliz combinación entre Flash Gordon, el mago de Oz y los films de piratas de Errol Flynn”.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,369SeguidoresSeguir
2,820SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores