viernes, octubre 7, 2022

Samaritan: Silvester Stallone entra en el mundo de los superhéroes

/

Granite City no está en sus mejores momentos: en estos años 90 (televisiones de tuvo catódico, teléfonos de concha), el ambiente de la ciudad es sucio, humeante y la pobreza avanza a pasos agigantados. “Es solo cuestión de tiempo que la ciudad colapse”, oímos en los noticiarios de la televisión. Y de superhéroes y supervillanos, como Samaritan, solo queda el recuerdo.

Esto es lo que nos vamos a encontrar en la nueva película de superhéroes que ha estrenado Prime Video y que está protagonizada por Silvester Stallone: Samaritan.

Sam Cleary (Javon «Wanna» Walton), un joven de 13 años, sospecha que su misterioso y solitario vecino, el Sr. Joe Smith (Sylvester Stallone), es en realidad un personaje legendario que se esconde a plena vista. Hace 20 años, el vigilante superpoderoso de Granite City, Samaritan, fue declarado muerto tras una batalla en un almacén con su rival, Némesis. La gente cree que Samaritan falleció en el incendio, pero algunos ciudadanos como Sam tienen la esperanza de que siga vivo. Con la delincuencia en aumento y la ciudad al borde del caos, Sam se propone sacar a su vecino de su escondite para salvar la ciudad de la ruina.

Con guion de Bragi F. Schut (Ninjago, Escape Room), producida por el propio Stallone junto a Braden Aftergood, la película está dirigida por Julius Avery, en el que es su tercer largometraje tras Son of a Gun (2014) y la interesante Overlord (2018).

Stallone superhéroe

Hace ya 27 años de la primera vez que Stallone apareció entre nosotros interpretando a un personaje afín a los superhéroes. Fue en 1995 con la decepcionante Jued Dredd (dirigida por Danny Cannon). Luego tuvimos su cameo en Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (2014) y volveremos a verle en la tercera parte de esta saga.

Stallone ya tiene una edad… y los papeles que interpreta tienen que reflejarlo, obviamente. En Samaritan, Stallone interpreta a Joe, un viejo basurero cansado del mundo y que solo quiere que le dejen tranquilo. Pero tiene un pequeño vecino, Sam (Javon Walton al que podemos ver en Euphoria), que está obsesionado con el desaparecido superhéroe de Granite City, Samaritan, y hará que Joe salga de su tranquila vida.

Samaritan

Como hemos dicho al principio, la pobreza y las situaciones financieras muy desfavorables son demasiado comunes en esta ciudad, Sam y su madre incluidos. Por eso nuestro pequeño protagonista se verá enredado en los sucios trabajos de un mafioso local llamado Cyrus (Pilou Asbæk (Euron Greyjoy en Juego de Tronos, además de aparecer en Uncharted, la citada Overlord o Ghost in the Shell: El alma de la máquina, entre otras).

Samaritan

Como ocurría con Overlord, Julius Avery toma un tema conocido (los superhéroes en este caso) pero desde un enfoque algo diferente, superponiendo géneros que le dan un toque ligeramente moderno y nuevo, al menos para los espectadores de cine.

Porque Samaritan, en realidad, no es una película de superhéroes. Hace uso de la principal seña de identidad de la Ciencia Ficción: proyectar en la fantasía temas actuales sobre los que reflexionar. Nos habla de las visiones deformadas de los fans (muy actual lo de los “fans tóxicos”), hasta el punto de que se presenta a Némesis (el antiguo supervillano) como liberador del pueblo oprimido, cuando la realidad es muy, muy diferente (os suena de una película reciente con un payaso ¿verdad?).

Los grises. Nada ni nadie es totalmente bueno o malo, blanco o negro. Y esto está personalizado en los dos desaparecidos seres superpoderosos: Samaritan y Némesis. Los cuentos, las “leyendas” sobre su confrontación final han ido cambiado, mutando, hasta que lo que se cuenta se parece poco a lo que ocurrió en realidad, desde el plan final del villano a la conclusión mortal del encuentro entre los dos.

Samaritan

Otro de los temas es algo más “divino”: que unos “bichos raros genéticos” (o unos casi dioses) defiendan a la gente normal hace que se roma el equilibrio. Textualmente se afirma en la película que “la gente tiene que deshacerse de sus problemas… o sus problemas se desharán de ellos”. Es el peligro de esperar que los superhéroes solucionen todos nuestros problemas.

Y finalmente, la esperanza. Las personas necesitamos creer en algo (ya sea bueno o malo), o al menos así se nos representa en muchas obras de ficción. Necesitamos tener un referente y si el “bueno” ha desaparecido, el villano ocupará su lugar. Obviamente, la gente se comportará de manera diferente si “adora” a uno o a otro.

Samaritan: ni blanco ni negro sino todo lo contrario

Y si hablamos de Samaritan desde el punto de vista meramente cinematográfico, tenemos varios aspectos. Técnicamente, a pesar del presupuesto más o menos reducido (Su presupuesto es menor que el primer capítulo de Los Anillos de Poder, también de Prime Video), tenemos unos buenos efectos, competentes y aceptables visualmente. Es cierto que los “supers” no aparecen mucho y, básicamente, su poder es superfuerza, por lo que no veremos grandes efectos visuales, pero los que hay se han utilizado de forma muy correcta (excepto el flashback final, me temo).

Samaritan

El guion es tal vez demasiado simple. Casi desde el principio deducimos por dónde irá la historia ya que es muy evidente. Sin embargo, al ser una historia sencilla y sin pretensiones, lo aceptamos y disfrutamos de la trama, aunque nos preguntamos constantemente cómo algunos personajes no se dan cuenta… Bueno, suspensión de la credulidad. El caso es que los personajes principales no ven lo que tienen frente a sus ojos, tal vez porque están demasiado atrapados en su propia visión de estos seres a los que idolatran como para ver la realidad.

Al menos la película (de poco más de hora y media) no se hace aburrida ya que Avery le confiere un buen ritmo incluso a las escenas más pausadas. No es que sea un thriller en absoluto, no nos tendrá bajo tensión (y, como digo, la “sorpresa final” no es tal), pero es muy entretenida.

Y en cuanto a las interpretaciones, Samaritan es claramente una obra hecha para y por Stallone, para que pueda “jugar” como superhéroe sin perder un ápice de dignidad. Al fin y al cabo no deja de ser un justiciero retirado que debe volver a “ponerse la cartuchera”, como si de un western crepuscular estuviéramos hablando. Stallone sigue interpretando a un tipo duro con corazón y valores, solo que algo más envejecido y mucho más sabio.

Samaritan

Del resto del elenco solo cabe destacar a dos. Por un lado el joven Javon Walton, que ejecuta perfectamente su papel de fan, inteligente y valiente. Por otro lado el villano de esta historia, Pilou Asbæk, que desborda carisma y que está esperando el papel que saque todo lo que esperamos de este actor, ya que aquí el guion le da un pobre papel que no deja muy claras sus verdaderas ambiciones y si realmente quiere liderar un cambio importante en Granite City.

“Puedes arreglarlo. Te he visto arreglar muchas cosas”

El problema de esta película no es su desarrollo. Está bien ejecutada y nos presenta una versión sencilla pero elegante del mundo de los superhéroes. El problema, como avanzaba antes, es que nos lanza sus giros argumentales apenas hemos comenzado a verla, evitando que las que veamos como grandes conclusiones finales.

Por eso, los presuntamente intensos dilemas que presenta la historia están apenas respondido con respuestas esbozadas: los superhéroes son solo policías con más fama (y fuerza, eso sí) y mantienen un cierto nivel de opresión para mantener el status quo de los más poderosos, mientras que los supervillanos son “revolucionarios” a favor de la gente llana a la que quieren liberar… Declaraciones inteligentes pero que la película no se atreve (o no sabe) desarrollar.

Samaritan

En resumen, Samaritan es una buena obra de entretenimiento, bien escrita y desarrollada, que nos hará pasar un buen rato. Ni más ni menos.

CRÍTICA

Muy entretenida

RESUMEN

Te traemos la crítica de Samaritan, una buena obra de entretenimiento, bien escrita y desarrollada, que nos hará pasar un buen rato

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,390SeguidoresSeguir
2,860SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores