miércoles, abril 17, 2024

3 escenas del Superman de Christopher Reeve que no podrían rodarse hoy

/

Panini

Las películas del que para muchos fue el mejor Superman cinematográfico incluyen momentos que actualmente serían bastante polémicos

¿Las películas de Superman de Christopher Reeve tiene escenas cuestionables?

El primer superhéroe moderno (distinto de los héroes y dioses mitológicos) debutó en abril de 1938. El número 1 de Action Comics presentó al mundo a Superman, el dinámico luchador contra el crimen que era más rápido que una locomotora y capaz de superar edificios altos de un solo salto. El primer número causó sensación y lanzó todo un género que es más popular hoy, más de 80 años después, que en cualquier otro momento de su historia.

El Hombre de Acero, Batman y otros innumerables héroes de los primeros años de DC y Marvel Comics siguen siendo los personajes más conocidos de las compañías. Y pocos años después de los debuts de Superman y Batman en los cómics, estos héroes en mallas coloridas dieron su primer salto al cine protagonizando sus propias series. Algunas de estas películas tienen ya más de 80 años y no resisten el escrutinio ni la sensibilidad modernos.

Al menos esas películas tienen la excusa de que se estrenaron hace décadas, como el Superman de Christopher Reeve, el actor al que muchos consideran como la mejor representación cinematográfica del Último Hijo de Krypton, sin desmerecer a otros como Henry Cavill o Brandon Routh.

Ya os contamos cómo el director Richard Donner salvó la película de un guion desastroso y de la actitud de Marlon Brando, pero la película contiene escenas y personajes que no serían aprobados hoy en día, ya sea por su contenido sexista, o simplemente porque incluyen cosas que el público de hoy rechazaría de plano.

Richard Donner, Margot Kidder y Christopher Reeve en el rodaje de Superman (1978)

¿Qué escenas del Superman de Chistopher Reeve serian muy criticadas ahora?

Momento picante en la entrevista que da Superman a Lois

Tras revelar su existencia al mundo, Superman concede a Lois Lane una entrevista exclusiva en la terraza exterior de su apartamento. La conversación se centra en el tema de su visión de rayos X, que utiliza para ver a través de su vestido e identificar el color de su ropa interior. Toda la escena es extremadamente insinuante, y Superman solo mira a través de la ropa de Lois después de que ella le rete a intentarlo.

Sin embargo, las películas modernas de cómics son tan poco sexuales que resulta incomprensible imaginar que un estudio de Hollywood apruebe una escena tan “atrevida”. ¿Cuándo fue la última película de superhéroes en la que se aludiera siquiera al interés de la gente por el erotismo, y mucho menos en la que se mostrara a los personajes en cualquier tipo de actividad amorosa? La respuesta es Eternals, a pesar de que otras adaptaciones como la Watchmen de Zack Snyder fueran más explícitas en ese aspecto (aunque estamos centrándonos en Marvel o DC).

Superman - Christopher Reeve - Margot Kidder

Superman hace retroceder el tiempo al cambiar el giro de la Tierra

En el primer Superman de Reeve, la película llega a un deus ex machina en el que el Hombre de Acero está tan devastado por no haber podido salvar a Lois de un terremoto que vuela hacia atrás alrededor de la Tierra, invierte el tiempo e intenta rescatarla de nuevo, esta vez con éxito.

Con el público hiperobsesivo de hoy en día, que se fija en cada pequeño detalle de las películas de superhéroes y lo hace notar en las redes sociales, no hay forma de que los productores pudieran salirse con la suya con ese final. Tendrían que haber establecido el viaje en el tiempo como uno de los poderes de el Hombre de Acero antes de la película, o haber explicado por qué volar por el planeta le envía al pasado.

Superman 1978

Superman besa a Lois para borrar su memoria en Superman II

En Superman II, Lois Lane (Margot Kidder) descubre que Clark Kent (Christopher Reeve) es realmente el Hombre de Acero, y al final de la película se ve cómo lidia con este hecho. Así que Clark decide sacar un nuevo superpoder por sorpresa, plantando un apasionado beso en los labios de Lois que borra el recuerdo de su alter-ego superheroico.

Incluso aceptando la mecánica totalmente absurda del superpoder, es espeluznante en el mejor de los casos y francamente violador en el peor. Porque seamos sinceros, ¿cómo podría alguien con este poder no utilizarlo a su favor de forma habitual? Pero lo más preocupante es que utiliza un enfoque repulsivo de “la ignorancia es una bendición” para la dinámica Lois-Clark, y deshace la genuina e intrigante idea de que Lois sepa que Clark es Superman.

Disminuir el romance de Lois y Clark tuvo el efecto de relegarla a un mero papel de cameo en la tercera película, y aunque regresó para un papel más sustancial en la cuarta, su relación con Clark pasó a un segundo plano una vez más, en esta ocasión a favor de… Nuclear Man (Mark Pillow). Todo por culpa de ese maldito beso. Afortunadamente, el beso de la amnesia no está presente en el montaje de Richard Donner de la película, pero la versión que la mayoría de la gente ha visto está inconfundiblemente manchada por el beso que Clark le da a Lois.

Superman II y el beso borra memoria
Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,940SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores