domingo, diciembre 4, 2022

Reseña de Solo los encontramos cuando están muertos nº 01

/

Planeta Cómic trae a España Solo los encontramos cuando están muertos, la última obra de ciencia ficción de Al Ewing, Simone di Meo y Mariasa Miotti

Solo los encontramos cuando están muertos nos traslada al año 2367, una época donde los recursos naturales escasean. La historia se centra en la tripulación de la nave Vihaan II, formada por el capitán George Malik, la contramaestre Alice Wirth, el ingeniero Jason Hauer y la forense Ella Hauer. 

Solo los encontramos cuando estan muertos 02

Al Ewing deja volar su imaginación

El escritor Al Ewing tiene dos grandes pasiones, los cómics y la ciencia ficción. Puede que en la actualidad sea más conocido por su etapa del Inmortal Hulk, pero en su ADN británico están la serie de Doctor Who y la revista 2000 AD. Con Solo los encontramos cuando están muertos ha juntado sus 2 grandes aficiones, por lo que podemos decir que este cómic es una obra muy personal de escrito.

El mundo que nos plantea Ewing es uno que hemos visto en muchas obras de ficción, los ricos y poderosos lo controlan todo, la gente menos afortunada sobrevive como puede y los recursos naturales están agotados. Ahí entran los llamados dioses, criaturas galácticas de un tamaño planetario del que se sacan todos los recursos necesarios, un negocio que es controlado por las grandes corporaciones.

  • solo los encontramos cuando estan muertos
  • Solo los encontramos cuando estan muertos 06

Lejos de contar una historia de dimensiones galácticas, Ewing utiliza el universo como un simple marco para enfocarse en los tripulantes de la Vihaan II. El escritor se centra en los protagonistas, contando sus sueños, miedos, pecados y esperanzas. Ewing intenta darles una personalidad única a los personajes, pero la caracterización de estos no funciona del todo bien, no se llega a empatizar con ellos, hasta el punto de que no importa si viven o mueren. Ni siquiera cuando se narra el pasado de Malik, explicando sus motivaciones y sueños, se llega a sentir algún tipo de empatía. Esto es algo que falla en la narrativa teniendo en cuenta que la historia se centra únicamente en los personajes.

Buen dibujo pero a veces un tanto confuso

El dibujo en Solo los encontramos cuando están muertos corre a cargo de Simone Di Meo y el color a cargo de Mariasara Miotti. El dibujo tiene una estética que recuerda al manga (tal vez se podría calificar de amerimanga), el diseño de los personajes resulta muy atractivo, sobre todo Malik. El dibujo de las naves y de los dioses lucen de una manera sobresaliente. Parece que el dibujante ha intentado ser un poco innovador con el uso de las viñetas, pero lo único que hace es que se vea un tanto confuso la forma de leer el propio cómic.

Creo que el trabajo de Miotto con los colores es muy bueno y original, pues asocia un color a cada personaje, lo que hace que sea llamativo y que facilite aún más saber quién es quién en esta aventura espacial. La combinación de esos colores de tono suave con la estética manga en los planos grandes donde se pueden apreciar el espacio y los dioses es una de las razones por las que me fijé en el cómic.

El problema que tengo con el color y el dibujo es en las viñetas pequeñas, donde aparecen los personajes en las naves en un espacio muy reducido y donde parece que se les ha aplicado algún filtro digital. En esas viñetas he tenido una sensación de agobio que tal vez sea.

Como he dicho, Solo los encontramos cuando están muertos se centra en los personajes, por lo que la mayoría de los encuadres son sobre personas dentro de las naves en un espacio muy pequeño. En esas viñetas he tenido una sensación de agobio que tal vez sea percepción mía. Cuando esto sucede en viñetas seguidas, dificulta la lectura debido a que resulta molesto.

¿Vale la pena Solo los encontramos cuando están muertos?

A pesar de parecer que tiene más cosas negativas que positivas, Solo los encontramos muertos es un cómic muy recomendable, sobre todo para los amantes de la ciencia ficción. El conjunto de todo sus virtudes hacen que sea una historia bastante sólida, con un dibujo llamativo, aunque a veces se vea raro, y con una historia interesante que se puede leer tanto como una simple aventura, o como una historia sobre los sueños y el deseo de libertad.

La edición de Planeta Cómic de Solo los encontramos cuando están muertos también ha ayudado a que quiera saber qué ocurre con la tripulación del Capitán Malik, ya que el final del tomo deja con ganas de más. La editorial recopila los seis primeros números de Solo los encontramos cuando están muertos en un formato de tapa dura que además trae una galería de portadas de los distintos capítulos. Por solo 15,95 € os podéis hacer con este fantástico cómic.

CRÍTICA

RESUMEN

Solo los encontramos muertos de Ewing es un cómic muy recomendable para todo amante de la ciencia ficción. A pesar de que está lejos de ser una historia perfecta, en su conjunto es una historia que te deja con ganas de saber como continua. El dibujo y el color puede que sean algo confusos por momentos pero también tiene unas viñetas espectaculares llenas de detalles y de un color bello.
Xabier Intxausti
Xabier Intxausti
Ingeniero de profesión, friki de corazón. Regálame un libro de fantasía, un cómic de Marvel, DC, indie, europeo o manga y soy feliz, aunque con un flan de huevo también me conquistas. La Fuerza es mi religión y Qui-Gon Jinn mi pastor, por eso tenemos que ver Star Wars por décima vez este mes. Amante de las series y películas. Cuando no viajo entre mundos suelo adentrarme en videojuegos.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,331SeguidoresSeguir
2,870SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores
Solo los encontramos muertos de Ewing es un cómic muy recomendable para todo amante de la ciencia ficción. A pesar de que está lejos de ser una historia perfecta, en su conjunto es una historia que te deja con ganas de saber como continua. El dibujo y el color puede que sean algo confusos por momentos pero también tiene unas viñetas espectaculares llenas de detalles y de un color bello. Reseña de Solo los encontramos cuando están muertos nº 01