martes, abril 16, 2024

¿Cómo funciona el proceso editorial de un cómic extranjero en España?

/

Panini

Continuan los pasos a seguir para que un cómic extranjero sea leído en nuestro país

Proceso de realización de un cómic extranjero en España

¿Qué es un cómic? La definición literal nos dice que, derivando del vocablo inglés homónimo, dicha palabra hace referencia a la sucesión o serie de viñetas que permite narrar una historia, además de aludir también a la revista o libro formado por varios de ellos, cuyo sinónimo habitual español suele ser historieta.

Si eres un lector habitual de esta web, sin duda también acudes con cierta frecuencia a tu tienda de cómics más cercana (o, hasta hace bien poco, el kiosko) para disfrutar con las nuevas aventuras que tus personajes favoritos viven cada mes. No obstante, pese a la extensa existencia de tebeos españoles que tenemos a nuestro alcance, la realidad es que otros países nos han comido el terreno y consumimos, por poner un ejemplo, más cómic americano que patrio, sobre todo proveniente de editoriales como Marvel y DC.

Sin embargo, por muchos tebeos que hayas leído a lo largo de tu vida, ¿te has parado alguna vez a pensar el proceso por el que pasa un ejemplar extranjero desde que llega a la sede española hasta que cae en tus manos? Anteriormente, ya hablamos de las fases de anuncio, propuesta y realización, al menos desde el punto de vista de Panini Cómics, pero quedaron por mencionar otras importantes fases del proceso, que pasamos a detallar en este artículo.

Traducción

comic extranjero

Lo habitual es que cada cabecera tenga su propio traductor asignado. En el caso concreto de nuestro análisis, tenemos a Santiago García encargado de todo lo directamente relacionado con Spiderman, mientras que Uriel López se encarga de La Patrulla – X y Gonzalo Quesada de personajes urbanos como Daredevil. Siempre que es posible, se procura que los traductores seleccionados lleven muchos años de estabilidad en dichos puestos, algunos de ellos desde que Comics Forum se encargara de Marvel.

Aunque lo más habitual es que los nombres propios de los personajes tiendan a ser traducidos siempre de la misma forma, motivo por el que existe un vademécum en actualización permanente, la verdad es que hay ciertas excepciones al respecto. No obstante, cada vez que en un cómic hace acto de aparición un término nuevo, el encargado de traducir dicha cabecera debe comunicarlo y, por norma general, se suele aceptar la decisión tomada por él, que se añade al citado documento para que toda la editorial pueda acceder a él.

Rotulación

comic extranjero

Aunque se procura que esta parte del proceso se parezca lo más posible a la original, la verdad es que su realización ha ido cambiando con el paso del tiempo, por lo que no ha sido así siempre. En la actualidad, un cómic que se haya rotulado en caja baja, en el país de origen, lo hará de manera idéntica en España. No obstante, algunas páginas con características específicas requieren que sea un diseñador o el jefe de arte de cada estudio el que rotule algunos textos concretos. Estos casos solemos encontrarlos en las páginas de créditos o en las splash con los títulos las aventuras.

No obstante, cuando se trata de una coedición de material clásico, la cartelería interior de los cómics se suele dejar en el idioma original, ya que, antiguamente, se rotulaba en negro, pero se perdía en diseño y en originalidad, por lo que indicar la traducción con un asterisco, a pie de viñeta, ayuda en la calidad final de producto.

En el caso de la rotulación de las portadas, aunque se intentan asemejar lo más posible al diseño original, a veces ha habido que mantener cierta flexibilidad, ya que algunos elementos difíciles de mover son diferentes de los americanos. El caso más evidente es el de los títulos de las cabeceras, ya que, al traducirlos al castellano, el jefe de arte del estudio debe hacer lo posible para que se asemeje al máximo al logotipo original.

Maquetación

maquetación comic extranjero

En esta fase del proceso, que se lleva a cabo en un estudio de packaging, el diseño de las cabeceras está consensuado para que sea exactamente el mismo en todos los países en que se comercialice cada cómic de la editorial, con la evidente excepción del idioma. En el caso de Panini, por ejemplo, títulos recopilatorios tan específicos como Marvel Gold, Marvel Saga o Biblioteca Marvel son claras excepciones.

Corrección

corrección cómic extranjero

Esta parte del proceso consta de dos fases, ya que cada cómic es corregido por un estudio encargado de ello, para después volver a ser repasados por gente externa a dicho departamento, que buscan los conocidos como “errores invisibles”. Un ejemplar que ya haya superado la primera fase, no debería tener faltas de ortografía ni de sintaxis, pero aparecen con más frecuencia de lo que sería lógico, sobre todo en índices, créditos y alusiones a cómics atrasados. Buscando la mayor calidad posible, en el caso de las portadas, se hacen un total de cuatro correcciones, con seis horas de diferencia entre una y otra.

Imprenta

impresión cómic extranjero

El producto revisado, y convenientemente corregido, es llevado a la imprenta, la cual, pocos días después, entrega una impresión digital del mismo, denominada plotter, a partir del cual, tras una última comprobación, pasa a convertirse en el cómic que se entregará a las distribuidoras tres semanas más tarde, para salir a la venta en otras dos más, que será cuando podamos comprarlo y disfrutarlo.

Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,940SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores