sábado, mayo 25, 2024

TseuQuest vs Heroquest: comparamos los 2 juegos de mesa

/

Panini

Con el TseuQuest en mano y la última versión del Heroquest en casa desde hace años, enfrentamos los componentes de uno contra otro

Llevamos unos días desgranando todo lo que incluye la versión Nivel 3 de TseuQuest (antes conocido como Heroquest 25 Aniversario), ya sean sus componentes impresos como cartas o tokens, o las detalladas miniaturas. Pero ya era hora de realizar un TseuQuest vs Heroquest con la versión del clásico de 2021.

Para ello, hemos comparado los materiales que incluye la segunda versión de Heroquest 2021 (caja algo más pequeña) con su contraparte incluida en TseuQuest, para que podáis ver uno frente al otro a nivel contenidos y tener una idea de cuál es mejor.

Claro, en este aspecto debemos matizar dos cosas: el dungeon crawler original es del que ha bebido TseuQuest, por lo que siempre contará con ese punto nostálgico, además de que las reglas no se pueden comparar de forma directa, debido a que TseuQuest es una suerte de Advanced Heroquest, con muchas más opciones y reglas.

Asimismo, comparamos los componentes que trae el Heroquest básico, pero no hay que olvidar, como ya mostramos en el artículo general, que TseuQuest lleva más extras incluso en su versión básica. En la siguiente foto, que ha publicado Gamezone en su web, se puede apreciar lo que contiene el Nivel 1 (básico), además de poderlo leer desglosado en su web.

TseuQuest nivel 1 básico

TseuQuest vs Heroquest: caja, tablero, libros y pantalla

Frente a la segunda versión del Heroquest, la caja de mecenas del TseuQuest es algo más grande y pesada, tanto de alto, como de ancho y de largo. Además, en lo que respecta al tablero, no solo es más grande el de TseuQuest, teniendo presente que el de Heroquest tiene la serigrafía del nombre ocupando el lateral y dejando esa parte inutilizada, sino que el de TseuQuest es reversible, y en lugar de ser negro por detrás, tiene un mapa adicional totalmente distinto, que ya os enseñamos en el primer artículo.

Tanto Heroquest como TseuQuest llevan en su interior dos libretos, uno de reglas y otro de misiones. En el caso del clásico, ambos libretos están cosidos en el centro, teniendo el de reglas 22 páginas de contenido y el otro 13 misiones.

Frente a este, las reglas de TseuQuest son un cuaderno desplegable con 14 páginas de contenido y el libro de misiones es anillado (similar al de Gloomhaven), con 49 misiones en su interior y un sistema de campaña que permite tomar decisiones y que incluye en la parte final el desglose de cartas y la armería, algo que han añadido las expansiones de Heroquest. Eso sí, en lo que respecta a la calidad del papel y la impresión, la del Heroquest es superior.

La pantalla, algo muy característico de los juegos de rol y que a los fans de Heroquest tanto nos gusta, se ve mermada en el caso del TseuQuest, incluyendo en el centro una suerte de espacio para lanzar dados, pero que a la hora de la verdad es bastante poco efectivo. Eso sí, pese a tener un tamaño más reducido, su trasera tiene mucho más contenido explicativo.

TseuQuest vs Heroquest: cartas y fichas de personaje

En lo que respecta a las cartas, el tamaño de las de TseuQuest es más alto y estrecho (56x100mm), mientras que las del Heroquest son de 63.5x88mm. En este aspecto, la calidad de impresión es bastante similar en ambas, aunque en lo referente al gramaje, las del TseuQuest son algo más finas y por ello, más propensas a estropearse si no se enfundan.

Comenzando con las fichas de personaje, o de algunos enemigos especiales como la Gárgola, no tienen nada que ver. Heroquest apuesta por una hoja en blanco para anotar los puntos de vida y mentales, unida a una carta de personaje, mientras que TseuQuest se ha decantado por una ficha de mayor tamaño que las cartas con dos diales que se pueden ir rotando, lo que también comparte con ciertos enemigos. Por el lado de atrás, el texto de TseuQuest es mucho más temático que el de la versión clásica, incluyendo en el caso de los enemigos algún dato adicional.

El resto de cartas son muy similares, las de TseuQuest con un estilo más oscuro y realista frente a las de Heroquest, pero con los mismos tipos de naipes: artefactos, tesoro, equipo y hechizos. En el caso de los hechizos, la versión clásica cuenta con más cartas para el Señor Oscuro, pero la de los mecenas contiene más hechizos para los héroes, por lo que se equilibra.

Y tal como comentamos, los enemigos tienen más características en sus cartas al ser una especie de Advanced Heroquest. Esto también se aprecia en las cuatro copias de cada carta de referencia, que mientras en el Heroquest es una carta con solo una cara, aquí son 4 a doble cara.

TseuQuest vs Heroquest: miniaturas

Además de incluir más héroes y enemigos, es indiscutible que las miniaturas de TseuQuest tienen mucha más calidad que las del Heroquest. Estamos ante impresiones en resina, con escasas piezas de metal, cercanas a lo que suele ofrecer Games Workshop. Pero la parte negativa de esto es que son más frágiles que las de su contrapartida clásica, que son de plástico.

En la caja básica encontramos los mismos tipos de enemigos, salvo por las abominaciones, que aquí han sido renombradas como Drrakks y cambiado el color a blanco. También es notable que cada una de ellas es diferente, por lo que no hay dos iguales, cosa que sí que pasa en la versión del clásico.

Asimismo, en el caso de la imponente gárgola, se hallan dos versiones, la pétrea sobre un pedestal y la normal. Eso sí, como punto negativo en este aspecto para TseuQuest: todas las miniaturas requieren montaje y pegado en la peana transparente que lleva el logo de HQ.

TseuQuest vs Heroquest: escenografía, dados y tokens

En lo referente a la escenografía, el sentimiento del TseuQuest es agridulce, pese a seguir contando con la misma calidad que demostraban las miniaturas. Y es así porque ciertos diseños son mucho más reducidos que los del Heroquest clásico, hasta el punto de sorprender muy negativamente, como le ocurre a la chimenea o en menor medida, al potro.

Los baúles son más pequeños, pero por contra tienen diferentes diseños y se pueden abrir para cambiar lo que hay en su interior (podemos elegir hasta una pieza que muestra una defecación). Las librerías son impresionantes, porque se pueden intercambiar sus piezas para confeccionarlas a nuestro gusto, así como las puertas de rastrillo o de apertura mágica, que poseen sistema de abrir y cerrar. Otras piezas como el sarcófago o las mesas de alquimista o magia, tienen muy buen detalle, pero tampoco sorprenden frente a las originales de Heroquest.

Por último, donde también destaca notablemente TseuQuest frente a Heroquest es en que no lleva ningún token impreso más allá de los corazones o mente, por lo que las trampas, bloqueos y escaleras están impresas en resina, además con variedad de opciones, lo que le añade un plus muy enriquecedor. Y no podíamos dejar pasar este enfrentamiento sin hablar de los dados, que pasan del rojo de movimiento y las clásicas calaveras y escudos, a unos muy vistosos, pero cuyo relieve impreso no destacada por rebosar calidad.

Con el enfrentamiento TseuQuest vs Heroquest sobre la mesa, al final cada jugador tiene la última palabra de para él cuál es mejor. Objetivamente hablando, y dejando al margen la pesadilla que ha supuesto para los mecenas la historia del TseuQuest, en igualdad de condiciones podríamos decir que TseuQuest es superior a lo que ofrece la última versión de Heroquest.

¿Por qué? Porque contiene muchas más misiones en su versión básica, mejores componentes en general (habría que enfundar las cartas y tener cuidado con los libretos) y la posibilidad, si queremos no complicarnos tanto, de jugar con reglas más simples. Ahora bien, no es perfecto y el respaldo que tiene Heroquest en cuanto a misiones y comunidad creando contenido, no lo tiene ningún otro juego, ni lo tendrá TseuQuest.

Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,950SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores