Reseña de ‘Batman / Wonder Woman: Hiketeia’

Al contrario de lo que pudiera parecer en un principio, ‘Batman / Wonder Woman: Hiketeia’ nos trae una historia centrada casi en su totalidad en el personaje de Diana de Temyscira y en la parte más mitológica de su mundo. Que nadie se deje engañar por la portada o el título que se le ha dado en nuestro país a este cómic, ya que en esta ocasión Batman no es más que el antagonista de la trama (en la versión original el nombre de Batman no aparece en el título de la obra). Una vez aclarado esto, ya se puede disfrutar de este cómic realizado por un equipo creativo de talento más que demostrado que, sin grandes pretensiones, consigue presentar una obra altamente disfrutable relatada de forma sublime.

Hiketeia

Greg Rucka, un guionista que ya ha escrito con éxito historias protagonizadas por personajes femeninos con fuerte carácter con anterioridad (véase, por ejemplo, ‘Queen & Country’) demuestra una vez más su buen hacer en una historia que no pretende en ningún momento ser argumentalmente ambiciosa. Y su trabajo en esta ocasión debió gustar mucho a los editores de DC Comics, ya que al año siguiente al de la publicación de este tomo (2002) Rucka comenzó a encargarse de la serie regular del personaje de Wonder Woman en una etapa que se prolongaría por tres años.

‘Batman / Wonder Woman: Hiketeia’ no es más que una tragedia griega moderna con la venganza y el sentido del deber como temas principales desde cierto punto de vista. Una joven llamada Danielle Wellys huye de la implacable persecución de Batman en las calles de Gotham City, que la busca por su relación con ciertos asesinatos. Wellys busca refugio y amparo en el hogar de Wonder Woman, una diosa a la que admira profundamente, y para conseguirlo se sirve del uso de un antiguo ritual conocido como Hiketeia. En el Hiketeia una persona se ofrece como siervo ante otra a cambio de su protección, y una vez aceptada esta sumisión el anfitrión tiene la obligación de cumplir su promesa hasta sus últimas consecuencias si no quiere sufrir la ira de los dioses. Solamente el suplicante es capaz de liberar al anfitrión de sus obligaciones.

Me ofrezco como suplicante, acudo a ti sin protección.

Acudo sin medios, sin honor, sin esperanza,

sin nada aparte de mi persona para rogar protección.

Serviré bajo tu sombra, respiraré a través de tu aliento,

hablaré mediante tus palabras, viviré por tu misericordia.

Con todo mi corazón, con la totalidad de lo que puedo ofrecer,

te ruego, en nombre de Zeus, quien ampara a todos los suplicantes,

¡que atiendas mi plegaria!

El tratamiento que el guionista le da en esta ocasión al personaje principal dista mucho de la versión superheroica de Wonder Woman a la que estamos acostumbrados a ver en los cómics de la Liga de la Justicia. En esta ocasión Diana (a la que vemos como embajadora de Themiscyra) es, ante todo, una persona real, reflexiva, piadosa y consciente del mundo que la rodea. Los conflictos morales a los que se ve sometida una vez descubre la verdad sobre su protegida se ven alimentados por la presión ejercida por las Furias, tres seres que tienen la determinación de recordarle a Diana sus obligaciones al haber aceptado el Hiketeia y el riesgo que corre de no cumplir con ellas. Estas Furias, que aquí parecen miembros de “El Cobrador del Frac” por aquello de estar siempre al acecho y vestidas para la ocasión, pueden parecer la gran amenaza a la que se va a enfrentar nuestra protagonista, aunque finalmente veremos que su papel es meramente anecdótico. Y es que en esta ocasión no hay un malvado villano con planes para destruir el mundo ni una amenaza alienígena que venga a esclavizar el planeta. El alcance de la trama podría calificarse como “local”, lo cual podría dar la sensación de que estamos ante una obra menor, pero nada más lejos de la realidad…

Hiketeia

En cuanto al personaje de Batman, aquí le encontramos un poco desdibujado, siendo más un Frank Castle con capa que otra cosa. Se trata de un personaje que busca la justicia pura y definitiva, que no atiende a razones y que solo ve en blanco y negro. En ningún caso se le puede colgar la etiqueta de villano de la historia, pero será desde luego el personaje que propicie toda la acción en oposición al de Wonder Woman. Aún así, Rucka no lo trata del todo como un personaje bidimensional, ya que cerca del final del tomo nos proporciona algunos momentos sublimes.

Una de las grandes virtudes de esta obra es el trabajo narrativo de Rucka, que consigue que una historia que podría pasar sin pena ni gloria por las manos del lector sea lo suficientemente atractiva como para quedarse grabada en su memoria. El argumento es el que es, pero la forma en la que el escritor nos lo presenta justifica la presencia de este tomo en la estantería a la izquierda de la etapa de George Pérez en ‘Wonder Woman’ y a la derecha de la de Brian Azzarello y Cliff Chiang.

Y el otro punto fuerte es, por supuesto, el trabajo de J.G. Jones. Este maravilloso artista, cuyo trabajo a veces recuerda a Brian Hitch cuando sus lápices recordaban a su vez a Alan Davis, consigue dotar a la obra de un tono a medio camino entre lo real y lo místico que encaja a la perfección con lo que Rucka quiere contar. No se trata del mejor trabajo de Jones, algo que se aprecia si nos fijamos en la inverosímil anatomía de la amazona en momentos puntuales, pero aún así sigue siendo una labor que esta muy por encima del nivel que nos solemos encontrar en obras de este tipo. El dibujante, acompañado en esta ocasión por Wade von Grawbadger y Dave Stewart, nos regala algunos momentos maravillosos, como por ejemplo el que se refleja en la portada del tomo. Pero, como a veces ocurre con Jones, lo peor es que nos deja con un sabor agridulce ya que hemos visto de lo que es capaz en otros trabajos, y es una lástima que no haya explotado todas sus virtudes al máximo en esta ocasión.

Hiketeia

En definitiva, estamos ante una obra poco ambiciosa argumentalmente hablando que es exprimida hasta la médula por sus autores hasta convertirla en algo muy recomendable para todo aquel que se quiera acercar a Wonder Woman en una historia autoconclusiva sin verse lastrado por la continuidad del personaje.

Este tomo titulado ‘Batman / Wonder Woman: Hiketeia’ y publicado por ECC Ediciones se presenta en formato de tapa dura. El tomo contiene 96 páginas a color e incluye la edición americana de ‘Wonder Woman: The Hiketeia’. Se incluye también una biografía de los autores al final del tomo. El precio de venta recomendado es de 12,95 € y se puso a la venta en febrero de 2016.

Hiketeia

‘Batman / Wonder Woman: Hiketeia’

Hiketeia es un antiguo ritual griego que vincula a maestro y siervo en una relación de servidumbre y respeto mutuos. La princesa Diana de Themyscira, conocida por el mundo entero como la imponente Wonder Woman, debe dar con un modo de ayudar a Danielle Wellys, una buena chica con un mal pasado. Wonder Woman tiene que proteger e instruir a su suplicante, pues Hiketeia es un juramento que, si se rompe, hará que toda la ira de los dioses caiga sobre ella. Y mientras tanto, el Caballero Oscuro de Gotham City, Batman, está decidido a cumplir su autoimpuesta misión: la de llevar a Danielle ante la justicia.

Guion: Greg Rucka

Dibujo: J.G. Jones, Wade von Grawbadger y Dave Stewart

‘Batman / Wonder Woman: Hiketeia’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.