Crítica de ‘Venom’

Crítica de 'Venom'

Empecemos por el principio: no es tan mala como dicen por ahí. En absoluto. Aunque lo cierto es que tampoco es buena, es una película fallida y lo es por ¿lo adivináis? ¡Efectivamente!, por el guión. Pero vayamos paso a paso.

Uno de los personajes más complejos y populares de Marvel asume el protagonismo cuando Eddie Brock se convierte en el anfitrión del simbionte alienígena conocido como Venom. Como periodista, Eddie lleva tiempo intentando desenmascarar al genio científico Carlton Drake. Al investigar uno de los experimentos de Drake, el ente alienígena Venom se fusiona con el cuerpo de Eddie, y el reportero adquiere de pronto nuevos e increíbles superpoderes.

Dicen las malas lenguas que ‘Venom’ es tan mala como aquella o esta película, y no es así. ‘Venom’ es un divertimento pasable, un entretenimiento sin pretensiones que empezó como una relativamente buena idea (lo de un enemigo de Spider-Man sin Spider-Man no lo veo nada claro), pero que ha ido torciéndose según avanzaba la producción y, sobre todo, el montaje. Porque, fuera ya de si existen o no varios minutos que se han cortado (y que sean importantes para la trama, que esa es otra cosa), lo cierto es que esta película adolece de uno de los defectos generalizados en las producciones actuales: querer ser para todos los públicos.

Con una calificación de edad de mayores de 13 años “por sus intensas secuencias de acción y violencia de ciencia ficción, y por el lenguaje”, dicen textualmente desde la productora, ‘Venom’ pierde gran parte de lo que podría haber sido por querer contentar a todo el mundo (y llevar al cine a gente de todas las edades). El resultado es una historia descafeinada, con mucha acción, pero sin apenas violencia (Venom hace gala de su cólera siempre fuera de plano).

Crítica de 'Venom'

Además, se nota el cambio de tono que ha ido cogiendo la historia según pasaba por varios filtros (no sé de quién es la culpa final, pero imagino el departamento): con un inicio casi de terror, de repente nos encontramos sin saber cómo en una cuasi comedia que no pega nada con lo que habíamos visto hasta ese momento.

Este tono humorístico lo vemos precisamente donde menos tenía que haberlo, en la relación entre Eddie y el simbionte. Esa relación debería mostrarnos la dualidad de dos mentes con diferentes objetivos y medios, una especie de Jekyll y Hyde en conflicto al menos hasta que ambos aprendieran a vivir juntos. Y no es así en absoluto: en vez de tener a un Brock atormentado por la voz que oye en su cabeza tenemos una comedieta patética llena de gags cada vez que ambos se comunican delante de los demás, con bromas pueriles y sin gracia. Este cambio de tono es, sin duda, el mayor pecado de la película.

Crítica de 'Venom'

Es decir, yo no soy quién para decir si una película debe ser comedia o drama, pero sí que deberían tenerlo claro los principales responsables. Por muchas escenas cortadas que existan, la interpretación de Hardy no deja lugar a dudas: le han dicho que esas escenas las interprete de esa manera, ligeramente cómica.

Y eso sin contar con que algunas escenas anteriores a todo esto, y pretendidamente serias o dramáticas, levantaron ciertas risas en la sala, indicativo claro de que el guión (y los actores) no consiguen su objetivo.

Crítica de 'Venom'Otro gran error de ‘Venom’ es el cambio que presenta el personaje del simbionte. Sin dar ningún detalle, este cambio se produce de un momento a otro sin ninguna explicación plausible, sin ninguna evolución en los protagonistas que nos haga entender este cambio de actitud.

Los actores y sus personajes tampoco destacan mucho. Ya hemos comentado algo de Tom Hardy como Eddie Brock y el tono gracioso que le han ordenado dar a su relación con el simbionte. Es un buen periodista de investigación que ve su vida truncada por su ambición. Una lástima que no hayan profundizado un poco más en su faceta profesional de denuncia y solo existan pequeños destellos (como la despedida de su director cuando debe dejar la investigación).

Michelle Williams como Anne es un desperdicio de actriz, un personaje florero que no aporta nada y que, incluso, se permiten una licencia que no está bien encajada para nada. Riz Ahmed como Carlton Drake es el típico villano, lleno de tópicos, predecible y totalmente plano, y no por culpa del actor sino por cómo lo han escrito. Del resto de personajes no vale la pena comentar nada.

Podríamos hablar de las diferencias entre este Venom y el de los cómics, pero está claro que para esta versión (recordemos, es una versión más, simplemente eso), se han basado más en las series de animación, lo cual no es ni bueno ni malo. Hay que ser consciente de que existen varios tipos de Venom, tantos como guionistas, y este es uno más. Eso sí, en su origen (nada que ver con el trepamuros, por supuesto), hay un pequeño guiño a los lectores de Spidey muy de agradecer (aunque este guiño ya venía en la mítica Spider-Man The Animated Series).

Crítica de 'Venom'

Por último, solo decir que esta película está producida en colaboración con Marvel y eso significa unas cuantas cosas: cameos especiales y dos escenas post créditos. La primera es interesante, funcionando como epílogo y, a la vez, como conexión con una posible segunda parte. La segunda escena no tiene mucho que ver con la historia, pero no os la perdáis es un gran regalo de Sony para todos los aficionados.

En resumen, una historia sencilla pero entretenida que nos deja entrever lo que podría haber dado de sí en el caso de haber sido valientes y haber optado por una clasificación “R” o, al menos, por haberse decantado por uno de los dos tonos exclusivamente.

Uno de los personajes más complejos y populares de Marvel asume el protagonismo cuando Eddie Brock (Tom Hardy) se convierte en el anfitrión del simbionte alienígena conocido como Venom. Como periodista, Eddie lleva tiempo intentando desenmascarar al creador de la Fundación Vida, el famoso genio científico Carlton Drake (Riz Ahmed), una obsesión que ha arruinado su carrera y su relación con su novia, Anne (Michelle Williams). Al investigar uno de los experimentos de Drake, el ente alienígena Venom se fusiona con el cuerpo de Eddie, y el reportero adquiere de pronto nuevos e increíbles superpoderes, así como la oportunidad de hacer prácticamente lo que se le antoje. Retorcido, oscuro, impredecible e impulsado por la cólera, Venom obliga a Eddie a luchar por controlar unas habilidades sumamente peligrosas que, al mismo tiempo, también resultan embriagadoras y le hacen sentir poderoso. Dado que Eddie y Venom se necesitan mutuamente para conseguir lo que quieren, se van entremezclando cada vez más… ¿Dónde acaba Eddie y empieza Venom?

‘Venom’ dirigida por Ruben Fleischer y protagonizada por Tom Hardy, Michelle Williams y Riz Ahmed, se estrena en España el día 5 de octubre 

Reseña
No tan mala, pero algo desilusionante
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.