Crítica de Bloodshot

Crítica de Bloodshot

Llega a nuestros cines una nueva película que en teoría está incluida dentro del extenso género de superhéroes, pero con salvedades: Bloodshot.

Para quien no lo conozca (que seguro que serán los menos), es un personaje de la editorial Valiant y publicado en España por Medusa Cómics, aunque en la versión cinematográfica veremos sustanciales diferencias, como viene siendo habitual.

Vin Diesel interpreta a Ray Garrison, un soldado caído recientemente en combate y devuelto a la vida por la corporación RST como el superhéroe Bloodshot, con un ejército de nanotecnología en sus venas, una fuerza imparable y capaz de auto sanarse instantáneamente.

Está dirigida por David S. F. Wilson, un técnico de efectos visuales en muchos y conocidos videojuegos y que hasta ahora su relación con el cine se había reducido a dirigir un capítulo de la mini serie Love, Death & Robots, “La ventaja de Sonnie” (en la que encontramos no pocas similitudes con esta Bloodshot) y ser supervisor creativo en Vengadores: la era de Ultrón.

Con este limitado bagaje cinematográfico, Wilson se maneja muy bien en una película de acción, con bellas imágenes ralentizadas (aunque tal vez abuse un poco de este recurso) e impresionantes y violentas secuencias muy efectivas y visualmente ricas.

Porque Bloodshot, más que una película de superhéroes o, más estrictamente, una película sobre un personaje de cómics es, realmente, otra película más de Vin Diesel. De hecho, encontramos escenas en Bloodshot que nos recuerdan poderosamente a XXX y a Riddick.

Precisamente por esto, Bloodshot defraudará un poco a los fans de cómic (vamos, lo habitual), pero encantará a los fans del actor, que hace lo que mejor sabe: poner cara de duro y repartir a diestro y siniestro.

Crítica de Bloodshot

Entendedme, no es una mala película en absoluto, pero tampoco es una obra que perdurará en nuestra memoria demasiado tiempo. Bloodshot, la película, tiene muy claro cuál es su objetivo y su potencial público mayoritario.

Tanto el director como los guionistas Jeff Wadlow y Eric Heisserer (al menos han tenido el detalle de citar a los creadores del cómic Kevin VanHook, Bob Layton y don Perlin) han realizado una película de acción típica, sin sorpresas, sin giros argumentales extraños, que funciona para cualquier tipo de público que quiera entrar en el juego: una película de acción, ni más ni menos.

Crítica de Bloodshot

Y es que este Bloodshot interpretado por Diesel es una mezcla de varios estereotipos muy conocidos por los aficionados al cómic y al cine. Tiene un mucho de Wolverine, por lo violento de su personaje, recuerda poderosamente a personajes como Deathlok (nota mental para mí: debo recuperar aquellos cómics de mediados de los 70) y unas gotitas de Memento (supongo que esta película me ha venido a la mente al ver a Guy Pearce como uno de los personajes de la película).

Crítica de Bloodshot

Efectivamente, Bloodshot es salvaje y brutal como era el Wolverine de Claremont y Byrne: imparable y sin piedad, como el canadiense en sus principios, rompiendo pechos de un solo puñetazo e, incluso, haciendo mucho más (aunque casi tan fuera de plano que otro personaje nos lo tiene que narrar, supongo que para no herir la sensibilidad de muchos espectadores).

Por otro lado, Deathlok es el primero que me ha venido a la mente: un soldado perfecto que muere y cuyo gobierno “dona” su cuerpo para convertirlo en un ciborg con super fuerza y super velocidad. ¡Si hasta posee, como Luther Manning, una especie de ordenador en la cabeza!

Crítica de Bloodshot

El resultado es, como os podéis imaginar, un nuevo super soldado, brutal, imparable y muy eficaz en lo que hace (“aunque lo que hago no es muy agradable” je je). Pero, claro, la historia tiene que mostrar drama (más allá del que vemos al principio) y nuestro protagonista debe descubrir que no todo es lo que parece.

Ahí entran el resto de los personajes. Ya hemos citado a Guy Pearce, el cerebro de la operación. Pero tenemos que destacar al resto del “equipo” de soldados: Sam Heughan como el malencarado y chulesco soldado que en seguida chocará con Bloodshot o Eiza Gonzalez, la bella y mortal KT que esconde algo que no tardaremos en descubrir. Además, otros rostros que empiezan a resultarnos familiares como Siddhart Dhananjay (al que podéis ver en la peculiar mini serie Undone) o Toby Kebbell, el Victor Von Doom de los Cuatro Fantásticos de Trank.

Crítica de Bloodshot

En resumen, Bloodshot la película es un buen entretenimiento de acción sin ninguna pretensión, con actuaciones justitas pero decentes (los intérpretes hacen lo poco que les exige el guión) y que está construida totalmente alrededor de Vin Diesel, el verdadero eje de la historia. No le pidáis más.

Basada en los cómics superventas, con Vin Diesel en el papel de Ray Garrison, un soldado caído recientemente en combate y devuelto a la vida por la corporación RST como el superhéroe Bloodshot. Con un ejército de nanotecnología en sus venas y una fuerza imparable, más poderoso que nunca y capaz de auto sanarse instantáneamente. Pero con el objetivo de controlar su cuerpo, la compañía ha tomado también el control de su mente y sus recuerdos. Ray ya no sabe qué es real y qué no lo es, pero su misión será averiguarlo

Bloodshot está dirigida por David S. F. Wilson y se estrena en España el 6 de marzo de 2020

Reseña
Acción bien rodada
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.