lunes, abril 19, 2021

Crítica de Wonder Woman 1984

/

LCDEPaniniConfi750

Nos encontramos en una época difícil para el mundo del entretenimiento. No obstante, el problema no es la falta de ideas sino los retrasos que la pandemia está causando a la industria del cine, algo que se ha afectado sobre todo a los calendarios de las películas de superhéroes de DC y Marvel. Si nos fijamos en la Casa de las Ideas, en todo el 2020 solo hemos podido ver Los Nuevos Mutantes, película que ni siquiera pertenece al UCM. Un poco más de suerte ha tenido su competidora directa, ya que Warner Bros estrenó Aves de Presa y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn a primeros de año y ha regresado a finales para mostrarnos Wonder Woman 1984, secuela de Wonder Woman (2017), que es la película que analiza este artículo.

Bajo la dirección de Patty Jenkins, este largometraje, de una duración aproximada de dos horas y media, está protagonizado por Gal Gadot (como Diana Prince / Wonder Woman), Chris Pine (en el papel de Steve Trevor), Christinie Wiig (que interpreta a Bárbara Ann Minerva / Cheetah), Pedro Pascal (que encarna a Maxwell Lord), Robin Wright (que se mete en la piel de Antíope) y Connie Nielsen (que hace de Hipólita). También caben destacar las apariciones de Lilly Aspell (que se convierte en una joven Diana Prince) y de Lynda Carter, la clásica Mujer Maravilla de la serie homónima de los setenta (que se transforma en Asteria). A continuación, puedes ver el tráiler de este filme:

Ya han pasado muchos años desde que Steve Trevor se sacrificó por la supervivencia de su país, pero Diana Prince no ha podido olvidarlo. Por ello, la amazona tiene muy claro lo que querría que le concediera un extraño objeto conocido como la Piedra de los Deseos. Aunque, efectivamente, se cumple lo que ella tanto ansiaba, no tarda en darse cuenta de que todo tiene un precio en esta vida. La cosa se complica aún más con las intervenciones de Bárbara Ann Minerva y de Maxwell Lord, que también tienen sus propios planes con respecto a la Piedra de los Deseos, sin que les importen las consecuencias que acarreen.

Gal Gadot y Chris Pine, que ya habían dado vida en la primera parte a Wonder Woman y a Steve Trevor, respectivamente, vuelven a llevar la voz cantante en esta secuela, en la que se sigue mostrando la buena química que existe entre ambos intérpretes. Por otro lado, Christine Wiig se desenvuelve perfectamente en el papel de Bárbara Ann Minerva, aunque la evolución de su personaje nos hace acordarnos de la versión de Catwoman que interpretó Michelle Pfeiffer en Batman vuelve (1992), pero está demasiado desaprovechada como Cheetah. Por último, pese a que Pedro Pascal cumple en su papel de villano codicioso Maxwell Lord, hay que reconocer que, en esta ocasión, le sobra un poco de teatralidad.

Cheetah

Aparte de los personajes ya citados, la película cuenta con algunos elementos que los seguidores de los cómics de Wonder Woman no tendrán problemas para reconocer. Además de poder ver la armadura dorada, dato que ya se conocía por la cantidad de imágenes filtradas con Gal Gadot vistiendo dicha indumentaria, también hay una escena que nos hace acordarnos de su clásico avión invisible. Por desgracia, al igual que sucede con Cheetah, estos elementos no son desarrollados en todo su potencial.

El simpático cameo de Lynda Carter como Asteria, que tiene lugar en la escena situada a mitad de los créditos, sirve para dar conclusión a un comentario sobre dicho personaje que hace Diana Prince en mitad de la trama. Aunque no cabe duda de que, si lo desean, pueden desarrollarlo como argumento para la tercera entrega de Wonder Woman, Patty Jenkins no está nada segura de si dirigirá una nueva película de la amazona, sobre todo después de que este filme no haya cosechado los resultados esperados. Lo que parece tener bastante claro es que solo lo hará si el largometraje se estrena en la gran pantalla.

Aunque no se diga a las claras, la película Wonder Woman 1984 viene acompañada de una moraleja bastante evidente: cuando por fin has conseguido ver cumplido tu más grande deseo, debes estar dispuesto a hacerte cargo de las consecuencias aunque estas impliquen llegar a perder aquello que tanto ansiabas poseer.

Está claro que Wonder Woman 1984 no es tan épica como la primera parte, pero no se puede negar que la pandemia y su estreno simultáneo en plataformas ha influido bastante en que no haya sido tan rentable en taquilla como hubiera cabido esperar en circunstancias más favorables. Aún así, se trata de una correcta secuela, salpicada con gotas de humor, que no se hace pesada, aunque tenga una duración aproximada de dos horas y media, y es perfectamente recomendable para los seguidores de DC en general y de la poderosa Wonder Woman en particular.

[note]Diana Prince, conocida como Wonder Woman, se enfrenta a Cheetah, una villana que posee fuerza y agilidad sobrehumanas.[/note]

casadeel alargado mandalorian

CRÍTICA

Nota genérica

RESUMEN

Wonder Woman de nuevo en acción.

SÍGUENOS EN REDES

124,708FansMe gusta
15,150SeguidoresSeguir
2,650SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian