miércoles, agosto 17, 2022

¿Por qué no se sirve a droides en Mos Eisley, la cantina más famosa de Star Wars?

/

En Mos Eisley coinciden contrabandistas, forajidos, cazarrecompensas de cualquier especie alienígena de Star Wars, pero los droides no son bien recibidos

45 años después del estreno de Star Wars: Una nueva esperanza, la Cantina de Mos Eisley sigue siendo uno de los lugares más emblemáticos de toda la franquicia. Para los que se inician en el mundo de Star Wars, la cantina es como el «primer paso hacia un mundo más grande», con la gran cantidad de personajes alienígenas que sugieren el alcance de la galaxia. Sin embargo, cuando Luke, C-3PO y R2-D2 entran por primera vez en la cantina, el camarero se niega a servir a los droides e insiste en que se queden fuera.

«Aquí no servimos a los de su clase. Sus droides tendrán que esperar fuera».

Eso es discriminación por ser un droide. No es algo sorprendente en un puerto espacial conocido por ser uno de los puntos de encuentro de toda clase de delincuentes procedentes de cualquier rincón de la galaxia. Si es o no ilegal en Tatooine es otra cuestión.

La Cantina de Mos Eisley tenía un abanico muy amplio de clientes. Había humanos, Defels, Lutrillians, Sakiyan, Advozse, Duros, Gotal, y otras múltiples razas, que variaban en color de piel, pelaje, extremidades, cuernos, colmillos y ojos. (Para una lista detallada, véase el foro en The Bothan Spy). La Cantina, propiedad de un wookie llamado Chalmun, aceptaba claramente todas las razas y géneros, independientemente de algunas diferencias físicas extremas. Pero los droides no estaban permitidos. ¿Por qué?

  • Star Wars Mos Eisley Cantina 01
  • Star Wars Mos Eisley Cantina 02
  • Star Wars - Cantina de Mos Eisley
  • Star Wars Mos Eisley Cantina 04

¿Por qué no se sirve a droides en la cantina de Mos Eisley?

Cuando George Lucas creó Star Wars, siempre tuvo una gran influencia del clima político de la época. Ha admitido que la guerra entre el Imperio y la Rebelión pretendía reflejar la guerra de Vietnam y, por supuesto, la trilogía de precuelas se centra en el ascenso de la dictadura de Palpatine. Teniendo esto en cuenta, está claro que se está haciendo una declaración política con la frase de Wuher, el camarero, y parece probable que Lucas estuviera reflejando a propósito la discriminación en Estados Unidos.

Pero aun así, el momento de la cantina hace que parezca que la discriminación de los droides es un problema común en toda la galaxia cuando, en realidad, rara vez se vuelve a ver. Eso no significa que no existiera, ya que después de las Guerras Clon, una gran parte de la galaxia quedó marcada por los droides, sobre todo los droides de batalla utilizados por los separatistas, que asolaron numerosos mundos y fueron la causa de millones de muertes. Lo que nos lleva a la explicación interna.

Historia del camarero de la cantina de Mos Eisley

El libro Star Wars: From a Certain Point of View, que recopila relatos de varios autores, revela que la razón de esta regla nace de la tragedia de su familia, asesinada por los droides. Cuando era adolescente, Wuher vivía en una estación colonial que fue atacada por los separatistas. Durante la batalla, los droides mataron no solo a su familia, sino también a sus vecinos y a todas las personas que le importaban, lo que marcó profundamente al adolescente.

Por suerte, Wuher se libró de sufrir este mismo destino cuando los Jedi intervinieron para prestarle su ayuda. Esto inició una admiración por los Jedi que continuó durante toda su vida. Esta historia del libro, canon en la franquicia, no solo explica por qué Wuher tiene su política antidroide en la cantina donde trabaja, sino que también revela cómo el camarero intentó mantener la ubicación de Obi-Wan Kenobi en secreto para el Imperio, a pesar de que el viejo Jedi le cortó el brazo a uno de sus clientes sin apenas avisar.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,385SeguidoresSeguir
2,850SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores