miércoles, octubre 5, 2022

El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder. Recap del capítulo 3

/

Bienvenidos de nuevo a la biblioteca de Grandes Smials, en Alforzada. Yo, vuestro seguro servidor, Ferdinand Tuk, os acompañaré en este viaje por el tercer capítulo de la serie El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder, desentrañando todos los misterios y secretos de este nuevo episodio.

Como recordarán ustedes, en el capítulo anterior dejamos a Galadriel junto a su nuevo compañero de aventuras, Hallbrand, a punto de ser rescatados por un barco. Como todos esperábamos es un barco de Númenor (como ya adelantamos en el escrito anterior).

Ya hablaremos más delante de los Númeroreanos y la caída de Númenor (no es spoiler, es historia antigua) y de cómo los Hombres no entendieron el Don de Ilúvatar (no lo entendían ni los elfos, a pesar de toda su sabiduría).

Los anillos de poder

El caso es que, si ustedes me permite recordárselo, en el escrito anterior les resumí el origen de la desconfianza que los elfos tenían a los humanos: una gran parte ayudó a Morgoth en la Guerra de las Grandes Joyas. Pero ahora hablemos de los Hombres que ayudaron a los Valar y a los Elfos, los Númeroreanos, también conocidos como Dúnedain, Hombres del Mar, Señores del Mar e, incluso, Reyes del Mar.

El Reino de Númenor: La Mar siempre tiene razón

El magnífico reino de Númenor fue fundado en el año 32 de Segunda Edad. Los Valar, como reconocimiento a la ayuda brindada por estos Hombres, los Edain, levantaron una gran isla con forma de estrella en las aguas occidentales de Belegaer, siendo así la más septentrional de las tierras mortales, es decir, el territorio más cercano a Valinor (aunque distaba una gran distancia).

Los anillos de poder - Númenor

Los Númeroreanos se convirtieron en fabulosos marineros, más poderosos y sabios que cualquiera de las razas de Hombres, aunque se les prohibió pisar las Tierras Imperecederas. No eran inmortales pero se les concedió una extraordinaria longevidad.

Alrededor del año 600 los primeros navíos de Númenor regresaron a la Tierra Media donde los Dúnedain instruyeron a los Hombres que encontraron, muy primitivos, y les mostraron el camino para liberarse de La Sombra. Más o menos unos 600 años después, Númenor comenzó a establecer puertos permanentes en la Tierra Media, como Umbar o Pelargir. Seguiremos hablando de los Edain más adelante.

Pero nos centraremos en los tiempos que nos cuentan en la serie. El Capitán del navío que ha rescatado a Galadriel y a Hallbrand (navío cuya tripulación en pleno les miran con recelo y desconfianza) resulta ser Elendil, quien lleva a los náufragos-prisioneros ante la Regente Míriel y el Rey Pharazôn.

Tar-Míriel (Tar- es un prefijo que significa en quenya “alto, noble”, y que utilizaron algunos Reyes de Númenor) es la única hija de Tar-Palantir, vigésimo tercer rey de Númenor, quien (en las crónicas antiguas escritas por Maese Tolkien) a la muerte de su padre fue obligada a casarse con su primo hermano Pharazôn (aunque aquí sabemos que su padre Palantir sigue vivo).

Senor de los Anillos Anillos de Poder 4

Galadriel, orgullosa y arrogante, exige a la reina un barco para salir de la isla pero Hallbrand actúa como mediador entre los Númeroreanos y ella para calmar el ambiente, demostrando así sus dotes de diplomático… y de ratero, al recuperar la daga de Galadriel que retenía Elendil.

Debemos advertir que Elendil es el padre de Isildur (futuro fundador de Gondor y antepasado de Aragorn), a quien vemos muy joven, como un cadete aprendiz de marinero (aprendiz nada contento con sus obligaciones), pero al que se nos presenta como ágil, rápido y valiente en una sola escena en la que salva a otro cadete, Imrahil ¿El Imrahil que será Pírincipe de Dol Amroth y que batallará en los Campos de Pelennor? Seguramente. También conocemos a la hermana de Isildur, Eärien (de quien maese Tolkien no tenía conocimiento por los textos que he consultado).

Los anillos de poder

Tar-Míriel tiene una conversación con Elendil y hablan de los Valar y los elfos, ambos desconfiando uno del otro: en Númenor hace tiempo que ven a los Elfos como razas no amigas, y básicamente Elendil significa “amigo de los elfos” (o “amante de las estrellas” en otros textos). Que su nombre tenga este significado, que además viva en el Oeste de la isla, terreno normalmente habitado por amigos de los elfos y que haya traído a una elfa a la isla parece que ha hecho que la reina desconfíe de él… sin embargo toma una decisión sorprendente: le “asciende” y le encomienda que vigile a Galadriel (¿para que no escape o para protegerla de todos los Númeroreanos no fieles a los Valar y los elfos, que son mayoría?), además de regalarle una espada (¿será Narsil?).

Galadriel intenta escapar de la isla pero Elendil demuestra, por un lado, ser inteligente y prever sus movimientos y, por otro, tener bastantes conocimientos élficos. Ambos cabalgan hacia el Oeste, lugar menos hostil de la isla para los elfos, como ya he dicho.

Mientras, Hallbrand intenta trabajar como forjador, aludiendo que es uno de los mejores, pero al no pertenecer al gremio no se le permite. Apesadumbrado, intenta ahogar sus penas en una taberna pero los Númeroreanos del lugar le desprecian y le insultan.

Senor de los Anillos Anillos de Poder 3

Hallbrand demuestra de nuevo sus dotes diplomáticas y no solo evita la discusión sino que incluso parece que hace buenas migas con todos ellos, si ustedes me entienden. Invita a varias rondas (este humilde hobbit no sabe de dónde ha sacado el dinero… a no ser que lo haya robado previamente) y todo es un plan para hacerse con un broche del gremio de forjadores. Es descubierto y ante una inminente (y merecida) reprimenda, enloquece y vence a todos sus enemigos cual berserker. Llega la guardia y es apresado y encarcelado.

Galadriel y Elendil llegan a la Casa del Legado, una magnífica biblioteca de pergaminos donde un hobbit amante de los escritos antiguos y de los mapas (como yo) pasaría muchas horas gozosas. La Casa del Legado fue fundada por el elfo Elros, hermano de Elrond, y preservada por el rey Tar-Palantir quien, nos informan, fue obligado a abdicar debido a seguir siendo fiel a los elfos y a los Valar.

Senor de los Anillos Anillos de Poder 2

El magnífico bibliotecario de la Casa del Legado (somos un gremio menospreciado) encuentra en seguida lo que están buscando y que les permite descubrir que el presunto símbolo de Sauron no es sino la situación de lo que parece ser su base central, y que conocemos como Mordor.

Ahora asistimos a un enfrentamiento padre-hijo entre Elendil e Isildur quien, como vimos, no está muy entusiasmado por la inminente “Prueba del Mar” y la carrera militar, algo que su padre no ve muy bien. En cambio, sí está contento con su hija, Eärien, quien ha sido aceptada en el gremio de constructores ¿La veremos ayudando en el proyecto de Celebrimbor? Desde luego la veremos construir algo importante.

Isildur presiente que su destino no está en la mar sino que “siente” una llamada desde la costa (¿La Tierra Media?) y que veremos en próximas temporadas.

Halbrand

Galadriel va a visitar al encarcelado Hallbrand. En la conversación que tienen nos dejan entrever que él podría ser el heredero de las Tierras del Sur (por el colgante que lleva y cuida con tanto esmero), aunque “el heredero de esta marca es heredero de algo más que su nobleza, ya que su antepasado hizo un juramento de sangre a Morgoth”.

Permitan a este hobbit servidor de ustedes que deje de lado la crónica para mostrar un pensamiento propio: no creo yo que Hallbrand sea tal Rey. Pero, de serlo, nos encontraríamos ante un recurso narrativo demasiado obvio y conocido, me temo (como ocurre con cierta espada maligna de la que volveremos a hablar en la siguiente entrega).

De cualquier manera, Galadriel confía en él a pesar de ese juramento de su antepasado.

De Pelosos, Forasteros y costumbres ancestrales: nadie abandona el camino

Un nuevo salto en el mapa y llegamos a los Pelosos quienes nos muestran algunas de sus costumbres y creencias. Por fin descubren al Extranjero y, no sin problemas, deciden que la familia Brandipié puede hacerse cargo del forastero… pero que si no consiguen seguir la marcha de la caravana (los Pelosos están en plena migración), nadie les esperará ya que deberían ser “descaravanizados”.

anillos de Poder Pelosos2

Mientras, hemos podido volver a vislumbrar parte del conocimiento que poseen los Pelosos (conocimiento celosamente guardado por Sadoc): astronomía, predicciones, registro de los Pelosos fallecidos, etc.

En las tierras del Sur: elfos contra orcos… ¡y Adar!

Hablemos de elfos. Recordarán ustedes que Arondir fue capturado en los túneles. Ahora comprobamos que es prisionero de los orcos que están cavando los túneles buscando algo muy importante para ellos.

anillos de Poder Orcos

Para conseguirlo están esclavizando tanto a Hombres como a Elfos. Éstos se rebelan cuando se les ordena derribar un majestuoso árbol. Tras un enfrentamiento entre miembros de ambas razas (wargo incluido), dos de los elfos terminan muertos. Arondir debe obedecer a sus captores mientras, amenazante y bajo ovaciones, se acerca su lugarteniente, al que llaman Adar. ¿Quién es Adar?

Hablaremos de él, y de otros muchos temas, en la próxima visita que hagan ustedes a la Biblioteca de Grandes Smials. Tendré preparados panecillos, vino y cerveza. Como hobbit, ser un buen anfitrión es una de mis obligaciones. ¡Que nunca se les caiga el pelo de los pies!

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,394SeguidoresSeguir
2,860SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores