jueves, abril 18, 2024

Las 2 series animadas de Spiderman de Marvel Productions

/

Panini

Descubre las dos series de dibujos animados de Spiderman que Marvel Productions llevó a cabo en los años 80

El Spiderman de Marvel Productions

Tras el debut de Spiderman en la serie animada de los años sesenta y su aparición live-action en el espacio Spidey Super Stories (1974 – 1975), dentro del programa infantil The Electric Company (1971 – 1977), el hombre araña volvió a la pequeña pantalla entre 1977 y 1979, en formato de serie, bajo el título inicial de Spider-Man. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que este icónico personaje regresara a la televisión, por partida doble, de nuevo en formato animado.

Todo empezó cuando, por medio de la empresa Cadence, Stan Lee fue colocado al frente de una nueva rama de La Casa de las Ideas, situada en Los Ángeles, que funcionaba como estudio de animación independiente, bajo el nombre Marvel Productions, en la que se encontraban trabajadores con los que ya se había tratado en otras series animadas de la empresa, de las que ya hablamos en su momento.

A continuación, analizaremos con detalle cada una de estas series de Spiderman que Marvel Productions popularizó en los televisores de los años ochenta.

Spider-Man

Spider-Man 1981-1982

La Casa de las Ideas quería realizar productos audiovisuales que respetaran la esencia de los icónicos personajes a los que representaban, al contrario de lo que había sucedido hasta aquel momento. Con esa idea en mente, Marvel Productions creó la serie Spider-Man (1981 – 1982), que se alejaba de la precariedad y la reutilización de planos a las que los espectadores estaban acostumbrados.

Rick Hoberg, dibujante de cómics secundarios de La Casa de las Ideas y colaborador de las tiras de prensa de Spiderman, fue el encargado de diseñar esta serie, además de convertirse en una pieza clave del catálogo de Marvel Productions.

Con la idea de buscar el mayor parecido posible con el personaje homólogo del cómic, Rick Hoberg intentó que su estilo fuese lo más parecido posible al de John Romita. Por supuesto, además de Peter Parker, que aún vivía con su tía May, aunque ya fuera estudiante universitario, por la serie se dejaban ver otros escenarios y personajes conocidos, como el periódico Daily Bugle, en el que encontrábamos a J. Jonah Jameson, a Betty Brant y a Robbie Robertson.

El propio Spiderman, cuyos poderes y artilugios reflejaban con fidelidad los mostrados en los cómics, era retratado en la serie con sus problemas habituales tanto personales como superheróicos, de modo que podías verlo como un Peter Parker resfriado o quedándose sin telaraña en el momento menos indicado, sin olvidarse de su sentido del humor.

Salvo contadas excepciones, Marvel Productions escogió para la serie a famosos villanos del canon de Spiderman, como Doctor Octopus, el Lagarto, Gata Negra, el Hombre de Arena, Mysterio, el Duende Verde, Kraven, el Buitre, Kingpin o Doctor Muerte.

Otros personajes que se dejaron caer por la serie fueron Magneto, Ka-Zar, Capitán América, Cráneo Rojo, Medusa, Namor, Namorita o Thor (en su identidad de Donald Blake). Además, a la tía May le gustaba ver por la televisión a esa gente agradable con extraños poderes que eran Los Vengadores, que no tenían nada que ver con el aterrador Spiderman.

Las tramas eran infantiles o repetitivas, con la tía May pillando a Peter en los peores momentos y villanos con acciones y planes rocambolescos (como Magneto usando las estatuas de la Isla de Pascua contra Spiderman o el Doctor Muerte intentando que las Naciones Unidas le nombraran amo del mundo), además de que se abusaba de amenazas como la hipnosis o ataques contra la NASA. No obstante, el cuidado de los detalles y las claves específicas, así como los guiños para los auténticos seguidores del héroe de cómic, lograron que Marvel Productions la mantuviera en pantalla durante 26 episodios, aunque pasó algo inadvertida y no consiguió renovar para una segunda temporada.

El Hombre Araña y sus sorprendentes amigos

Spider-Man Marvel Productions

Casualmente, la serie analizada en el apartado anterior se vio eclipsada por otro proyecto de Marvel Productions protagonizado por el mismo personaje. Así, entre 1981 y 1983, Spider-Man and His Amazing Friends (El Hombre Araña y sus sorprendentes amigos), aseguraba la permanencia del gran icono de La Casa de las Ideas en la pequeña pantalla, en este caso acompañado por otros dos superhéroes.

Los compañeros del héroe principal eran el Hombre de Hielo, conocido por ser uno de los integrantes originales de La Patrulla- X, y Estrella de Fuego, personaje creado para la serie (aunque, como otros en la misma situación, acabó siendo canon dentro de los cómics), que sustituyó a la Antorcha Humana para poner una presencia femenina en el equipo (y quizás para que ningún niño sintiera el impulso de prenderse fuego para emular al personaje).

La presencia de Rick Hoberg en el proyecto es innegable, ya que los diseños de esta serie son idénticos a los de la mencionada en el apartado anterior, a excepción de algunas modificaciones imperceptibles, ayudado en este caso por Alex Toth, John Buscema y John Romita, quien, a petición de Stan Lee, dotó a Estrella de Fuego de una melena pelirroja y ojos verdes, para que guardara parecido con Mary Jane Watson, además de dotarla de unos poderes que, al igual que los de la Antorcha Humana, eran opuestos a los de su compañero de aventuras.

Sin embargo, Stan Lee no estaba nada contento con el planteamiento, ya que no veía a Spiderman como parte de un grupo, ni le hacía gracia que los tres amigos vivieran juntos en la misma casa acompañados por la tía May.

Y es que era bien cierto que a la cadena NBC le importaba más tener audiencia que ser fiel al material original, sobre todo para superar a Super Friends (1973 – 1986), la serie de la competencia que retransmitía ABC. Fue precisamente la existencia de ese show animado de DC lo que impidió bautizar los dibujos del hombre araña como Spider-Friends, aunque ese fue grito de guerra cada vez que se lanzaban al ataque, sustituido en español por: “¡El mal nunca debe triunfar!

La infantilidad de la trama nos invitaba a descubrir cómo, al manipular un adorno del salón de la casa donde vivían los tres amigos, el mobiliario cambiaba y se convertía en una base de superhéroes llena de computadoras y otros aparatos similares, sin que la anciana tía de Peter Parker se enterase de nada. Además, les acompañaba la perrita con trenzas de Estrella de Fuego, ya que en este tipo de series era habitual que hubiera una mascota, llamada Ms. Lion (traducida al español como Mindy).

Finalmente, a Stan Lee acabó por pasársele el disgusto, hasta el punto de llegar a prestar su voz como narrador de la serie, mientras que Dan Gilvezan, que acabaría haciéndose famoso gracias a otras series de Marvel Productions, se encargó de la de Spiderman.

Pese a tener solo 24 episodios, la serie constó de tres temporadas (13 en la primera, 3 en la segunda y 8 en la tercera). Por allí se dejaron caer personajes como Capitán América, Hulk, Iron Man, Thor, Daredevil, Doctor Extraño o la segunda génesis de La Patrulla – X, mientras que, entre los villanos, se hallaban Camaleón, Electro, Duende Verde, Kingpin, Kraven, Hombre de Arena, Conmocionador, Mysterio, Enjambre, Loki, Cráneo Rojo, Magneto o el Doctor Muerte, además de uno creado para la serie, llamado Videoman.

A modo anecdótico, merece la pena mencionar que algunos de los personajes citados en el párrafo anterior pasaron a la serie con nombres ridículos, debido a las nefastas traducciones, siendo la más desastrosa la de Lobezno, rebautizado aquí como Aguja Dinámica.

La serie contó con la suficiente popularidad como para que, en 1981, se lanzara un cómic homólogo con la aventura The Triumph of the Green Goblin!, una adaptación del episodio piloto de la serie, escrita por Dennis Marks y dibujada por Dan Spiegle, aunque la portada fue obra de John Romita Jr. y Al Milgrom, además de dos especiales que vieron la luz en los periódicos Denver Post (1981) y Dallas Time Herald (1983).

Finalmente, Estrella de Fuego debutó en la historia Warhunt 2 del cómic The Uncanny X – Men nº 193 (1985), obra de Chris Claremont y John Romita Jr., aunque los tres superhéroes se han reunido en ciertas ocasiones especiales dentro del canon. Por otra parte, el ya mencionado Videoman también contó con su propia oportunidad en las viñetas con la historia Opposites Attack!, perteneciente al cómic Spider-Man Family Featuring Amazing Friends nº 1 (2006), por obra de Sean McKeever, Pat Olliffe, Casey Jones, Kano y Nick Dragotta.

Para concluir, cabe destacar que, desde 2021, existe una nueva serie de animación llamada Spidey and His Amazing Friends (traducida aquí como Spidey y su superequipo), con un planteamiento meramente infantil, en el que el hombre araña tiene que unir sus fuerzas con compañeros como el Spiderman de Miles Morales, Ghost-Spider, Ms. Marvel, Pantera Negra o Hulk contra villanos del tipo del Duende Verde, Doctora Octopus o Rhino. No cabe la menor duda de que el título orginal de la serie parece rendir homenaje a la animación ochentera.

Otras series de Marvel Productions

Marvel Productions

La series animadas de Spiderman no fueron los únicos proyectos audiovisuales de animación llevados a cabo por Marvel Productions, ya que también se encargó de El increíble Hulk (1982 – 1983), además de otras algo alejadas del ámbito de La Casa de las Ideas, como Dragones y mazmorras (1983 – 1986), Transformers (1984 – 1987), Los Pequeñecos (1984 – 1991), G.I. Joe (1985 – 1986) o Robocop (1988), sin olvidar la serie de marionetas Fraggle Rock (1983 – 1987).

Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,940SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores