‘El corredor del laberinto’, de James Dashner

Portada del libro
Portada del libro

Tras haber visto la película de 20th Century Fox basada en la novela de ‘El corredor del laberinto‘, consideré oportuno leer el primer libro para poder juzgar la obra original y, de paso, establecer comparaciones entre los dos productos. Y aquí estoy, poco menos de un mes más tarde y gracias a Nocturna Ediciones he podido leerme el primer libro de la trilogía. Creo que es bueno recordar que esta novela de James Dashner es una obra juvenil y que por tanto tendrá ciertos aspectos propios del género.

La sinopsis del libro es prácticamente la misma que en la película, solo que hay ciertos detalles que no son exactamente los mismos y que crean, a mi gusto, un universo un poco más creíble y sólido. Empezamos de nuevo con Thomas, que despierta sin recuerdos en un lugar misterioso llamado el Claro, rodeado de paredes gigantes con cuatro puertas enormes que dan a un laberinto. Un laberinto cuyas puertas permanecen abiertas de día y se cierran de noche, un laberinto poblado por unas terribles criaturas medio mecánicas medio animales llamadas laceradores. En el Claro vive un grupo de chicos adolescentes llamados clarianos, que intentan sobrevivir en una sociedad organizada, atrapados en medio del laberinto. Entre ellos, destaca la labor de los corredores, que se dedican a explorar el laberinto todos los días para intentar encontrar una salida, siempre bajo el acecho de los laceradores. Se supone que llega un chico nuevo cada mes, pero al día siguiente de llegar Thomas, aparece Teresa, la primera chica del Claro, con un mensaje en la mano: “ella es la última, no llegarán más”. Este evento marcará un punto de inflexión en el que los clarianos deberán decidir si luchan o mueren.

Si comparamos la película con el libro, veremos que en general es la misma historia, pero si profundizamos un poco, pronto vemos las primeras diferencias, como la presencia de los pequeños escarabajos cuchilla, que son, junto con los laceradores, las únicas criaturas del laberinto a parte de los humanos. El hecho de que la cura contra la picadura de los laceradores esté disponible desde el principio como parte de los suministros o el especial vínculo entre Thomas y Teresa son detalles cruciales que en la película se descartaron.

A nivel de trama, el ritmo de la acción sigue siendo bastante rápido, pero resulta apacible si lo comparamos con la sensación de urgencia constante que daba el film. En la obra original se permite que pasen varios días hasta que Teresa despierta de su coma y en general hay más exploración y desarrollo de dinámicas entre personajes. Al poder establecer con más tiempo las normas del juego, el mundo de ‘El corredor del laberinto’ no tiene tantos agujeros argumentales como en la película. El reto al que se enfrentan para salir del laberinto es mucho mayor y elaborado, ya no parece que simplemente “nadie se atrevió” antes. A nivel de estructura, los capítulos siguen un orden lineal, siempre bajo el punto de vista de Thomas. James Dashner escribe con un estilo que da prioridad a la acción sobre la reflexión. Sus descripciones son sucintas y los diálogos van al grano.

James Dashner
James Dashner

En la crítica que hice de la película, me quejé sobre los personajes: la mayoría de ellos planos y sin motivaciones claras. Después de leer el libro, creo que estaba en lo cierto: el ritmo acelerado de la película necesitaba ciertos sacrificios. Eso no significa que la novela tenga unos personajes mucho más polifacéticos o interesantes, pero al menos los dos protagonistas, Thomas y Teresa, sí que se desarrollan bastante. Los secundarios, que siguen siendo bastante planos, al menos tienen unas motivaciones que resultan creíbles. El caso del síndrome de Pitufina de Teresa sigue estando presente, así que eso no es culpa de la película. Por mucho que en las novelas posteriores se pueda justificar la falta de chicas en este universo, no deja de ser un error abusar de este tópico, ya sea en el cine o en la literatura.

Entonces, ¿es mejor el libro o la película? El libro es una novela juvenil con tintes de ciencia ficción, con un universo elaborado que se nos desvela muy lentamente y nos mantiene en vilo. La película es sobre todo una película de acción y está rodada como tal, el universo y la ciencia ficción quedan un poco en segundo plano en favor de un ritmo frenético. Si habéis visto la película, las primeras 200 páginas del libro os parecerán muy similares, pero poco a poco iréis viendo como las pequeñas diferencias se van convirtiendo en cambios muy importantes. El mundo es más sólido, los personajes mejor definidos y el argumento está mejor trabado.

Portadas saga el corredor del laberinto

Antes de terminar, quisiera hacer un repaso de la edición de ‘El corredor del laberinto’ de Nocturna Ediciones. La que tengo en las manos es la séptima edición de la novela, un libro grueso de 528 páginas con márgenes enormes y una letra bastante grande. No os engañéis con el número de páginas, la lectura es muy rápida. El papel es bueno y el formato, tapa blanda con solapas, decente. En esta séptima edición se ha añadido una sobrecubierta de plástico con la portada de la película. Una idea interesante, que sirve para vender el libro asociándolo a la película, pero que no perjudica a los que querían la edición anterior, ya que quitando la sobrecubierta volvemos a tener la portada original del libro. Quiero hacer mención, además, a la traducción de Noemí Risco, que ha transcreado un vocabulario interesante y creíble y que ha hecho una excelente traducción en general. Me encanta lo de “gilipullo”, por ejemplo. Cabe destacar que la película ha usado los términos que Noemí creó, pero que en el libro toda esta riqueza de vocabulario nuevo está mucho más presente.

En conclusión, la novela de ‘El corredor del laberinto’ supera el film homónimo en casi todo, pero eso no significa que sea una obra perfecta. Aunque tiene un mundo muy interesante, con muchos misterios por explorar y, en general, muy buenas ideas, considero que James Dashner tiene que trabajar un poco más en los personajes, por ejemplo. Por supuesto, tengo ganas de saber cómo continúa la historia pese a un final que resulta algo anticlimático. Como obra de género, carece de la complejidad y la profundidad que tienen otras obras de ciencia ficción. Hay cierta tendencia a la simplificación en el mundo de la literatura juvenil que no le hace ningún bien y este caso es un claro ejemplo de ello. Aún así, ‘El corredor del laberinto’ tiene un ritmo muy bueno y un estilo sin florituras que permite una lectura ágil. Muy recomendable como lectura ligera.

Aprovecho para recordar que Nocturna Ediciones ha publicado recientemente ‘El corredor del laberinto: Guía del Claro‘ y que en EEUU se ha confirmado una segunda precuela de la trilogía.

Nueva sobrecubierta de 'El corredor del laberinto'
Nueva sobrecubierta de ‘El corredor del laberinto’

[quote]«Bienvenido al Claro. Verás que una vez a la semana, siempre el mismo día y a la misma hora, nos llegan víveres. Una vez al mes, siempre el mismo día y a la misma hora, aparece un nuevo chico, como tú. Siempre un chico. Como ves, este lugar está cercado por muros de piedra… Has de saber que estos muros se abren por la mañana y se cierran por la noche, siempre a la hora exacta. Al otro lado se encuentra el laberinto. De noche, las puertas se cierran… y, si quieres sobrevivir, no debes estar allí para entonces». Todo sigue un orden… y, sin embargo, al día siguiente suena una alarma. Significa que ha llegado alguien más. Para asombro de todos, es una chica. Su llegada vendrá acompañada de un mensaje que cambiará las reglas del juego. [/quote]

[review]

6 Comentarios

  1. Deberian seguir leyendolo. No saque conclusiones antes de terminar la trilogia. Con respecto a la pelicula… creo que muy pocas sacan el alma de sus libros. Es dificil que una pelicula tenga la misma capacidad de un libro al atraernos y sumergirnos en su historia. Y que al terminar la pelicula digas “casi perfecta”

  2. yo no puedo juzgar la pelicula,porque no la he visto,pero el libro lo he leido y en 2 dias,practicamente lo devore….estaba ansiosa por ver que pasaba en la siguiente pàgina…me da miedo ver la peli por si me decepciona y me quita el buen gusto que me dejo el libro,no se…..

  3. Naya es una fanática de Dylan O’Brien así que cuando leyó la noticia que iba a hacer de Tomas, se compró la trilogía y me obligó a leerlas.
    El primer libro, vale que te intenta poner en situación pero la historia deja mucho que desear. Son chicos, en un laberinto, obviamente que van a salir, no es ningún spoiler. Eso si, la película me pareció ultra plana, muchos detalles importantes para la trama perdidos (hola? el cliff??). Aparte, el actor que hace de Chuck no me gustó para nada, no lo hace lo suficientemente bien para cogerle cariño.
    Marc, sigue leyendo, el segundo es mi favorito porque no sabes que esperar. El tercero… ufff…. final malisimo. La precuela no me la he leído, pero según Naya, podían haberla hecho con otro storyline que hubiese sido mil veces mas entretenido.

¡No te vayas sin comentar!