El Videoclub: Resident Evil: Vendetta

El éxito que la compañía Campcon ha tenido con la saga de videojuegos titulada Biohazard, que ha sido bautizada en nuestro país como Resident Evil (El mal que reside), ha resultado de una magnitud tan grande que ha permitido que la franquicia se haya extendido a otros medios, tales como cómics, novelas, coleccionables (figuras de acción, guías de estrategia…) y películas. En este último apartado destaca la hexalogía que comenzó en 2002 con el filme Resident Evil. A continuación, llegaron los largometrajes que funcionaron como secuelas: Resident Evil: Apocalipsis (2004), Resident Evil: Extinción (2007), Resident Evil: Ultratumba (2010), Resident Evil: Venganza (2012) y Resident Evil: El capítulo final (2017). No obstante, estos filmes no gustaron mucho a los seguidores de los videojuegos, entre otros motivos por el hecho de que la protagonista de los largometrajes, llamada Alice Abernathy, no aparece como personaje en ninguna de las entregas originales de Campcon. Sin embargo, también se llevó a cabo una saga fílmica, realizada mediante animación digital, que guarda mayor relación con el juego clásico. Los títulos de las diferentes entregas son: Resident Evil: 4D-Executer (2000), Resident Evil: Degeneration (2008), Resident Evil: Damnation (2012) y Resident Evil: Vendetta (2017), que es, precisamente, el filme que analiza este artículo.

Cuando era pequeño, solía pensar en el tipo de hombre en el que me convertiría. Nunca pensé que mi vida acabaría siendo así.

Estas palabras, pronunciadas por Chris Redfield, el protagonista de la historia, son el punto de partida de esta película, dirigida por Takanori Tsujimoto, que cuenta con 97 minutos de duración, cuya imagen de portada puedes ver bajo este párrafo.

Tomando como punto de partida los sucesos acaecidos en la sexta entrega del videojuego Resident Evil (2012), este filme nos muestra cómo un terrorista, conocido por el nombre de Glenn Arias, ha llevado a cabo la creación de una nueva arma biológica bautizada como virus-A, el cual transforma a sus víctimas en unos feroces zombies, que tienen la capacidad de distinguir entre amigos y enemigos. Fiel a su deber, el capitán de la BSAA, Chris Redfield pretende acabar con esta pesadilla, tarea en la que estará acompañado por la doctora Rebecca Chambers y por el experimentado agente Leon S. Kennedy. Por desgracia, las cosas se complican aún más cuando el despiadado terrorista Glenn Arias secuestra a la científica.

Uno de las peculiaridades más curiosas de Resident Evil: Vendetta es el hecho de que, al contrario de lo que sucede en el resto de las películas de la saga, esta entrega transcurre en Nueva York, en lugar de en una ciudad ficticia.

A modo de interesante anécdota, cabe comentar que el mismo año que se estrenó Resident Evil: Vendetta, Japón estaba promocionando la moto Ducati, que es justo el modelo que Leon S. Kennedy conduce en la película, tal y como se muestra en la imagen que hay bajo este párrafo, lo que hace suponer que había un acuerdo previo, en el que, muy probablemente, la marca Ducati se encargó de costear parte del filme.

Por supuesto, dado que hablamos de Resident Evil, el hecho de que se trate de una película de animación no significa que sea un producto realizado para ser consumido por los niños, ya que el derramamiento de sangre, los asesinatos, las amputaciones y el resto de elementos truculentos típicos de este videojuego de Campcon se muestran en toda su magnitud.

En esta ocasión, la trama de Resident Evil: Vendetta se puede dividir en dos partes muy sencillas de diferenciar, ya que las escenas del inicio del filme, que transcurren en una mansión muy similar a las que podemos ver en el videojuego, van enfocadas al género del terror, mientras que el resto del largometraje se parece más a las típicas películas de acción.

En la actualidad, estamos más que acostumbrados a que el guion original de una película y el resultado final difieran bastante. Sin embargo, según el productor Hiroyuki Kobayashi, en este caso se conservaron todas las escenas del libreto, aunque también es cierto que se recortaron algunos diálogos.

Resident Evil: Vendetta cuenta una historia completa, pero deja un frente abierto en vistas de una posible quinta entrega. No obstante, los años han pasado y aún no hemos podido ver un nuevo largometraje, aunque solo hace falta tener una buena idea y ganas de llevarla a cabo para que la historia continúe. En cualquier caso, el productor anteriormente mencionado tiene en mente hacer más películas de animación digital basadas en esta realidad, pero aclara que no tienen por qué tratarse, precisamente, de secuelas.

Pese a que, actualmente, el mundo ya tiene suficientes problemas con un virus real, si eres fan del videojuego y te gustaron el resto de películas de animación digital de la saga, no cabe la duda de que disfrutarás con Resident Evil: Vendetta, que te permite trasladarte a esta realidad sin necesidad de coger el mando de la consola.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.