sábado, octubre 31, 2020

Campaña contra cómics americanos lanzada por Trocha en 1977

/

LCDEPaniniConfi750

01TROCHALa segunda mitad de la década de los setenta trajo consigo varios cambios para los cómics Marvel publicados por Vértice, dado que fue la época en que vio la luz el tercer volumen de cabeceras ya existentes, que, tal y como ya hemos explicado en su momento, se trataba de una reedición de material que ya había visto la luz en los anteriores volúmenes. En esa misma época, se tomó la decisión de publicar la colección Antología del Cómic (1977 – 1979), que se encargaba de recopilar, en formato magacín de tapa dura, los primeros números de los títulos agrupados en cualquier de las dos cabeceras de Relatos Salvajes, además de aventuras de Doc Savage, el Hombre de Bronce, Spiderman y La Masa. También vio la luz la colección Selecciones Marvel (1977 – 1981), cuyo protagonismo compartían, inicialmente, Los Inhumanos, Los Invasores y Los Eternos, aunque el número de series allí aglutinadas aumentó a lo largo de su andadura . Además, durante ese periodo de tiempo, Power Man consiguió cabecera propia, como ya comentamos en un artículo anterior y los cómics Vértice de Marvel aumentaron su precio de 35 a 50 pesetas, ya que pasaron de 40 a 56 páginas.

Pero, la segunda mitad de dicha década también significó el nacimiento de la revista Trocha, cuya primera portada puede verse a la izquierda del párrafo anterior. Como corrobora la imagen, se trataba de una colección de cuadernos mensuales del Colectivo de la Historieta, que vio la luz en mayo de 1977 y que costaba 50 pesetas.

Como comentamos en su momento, en 1954, antes de que los cómics Marvel se publicaran en España, el libro La seducción de los inocentes, escrito por Fredric Wertham, supuso un duro golpe para el cómic americano, que acabó llevando a la creación de un sello de censura que siguió vigente hasta inicios del nuevo siglo. Sin embargo, en nuestro país también contábamos con lo que podríamos considerar como la versión española del citado doctor, bajo el nombre de Antonio Martín.

Después de haber estado al frente del fanzine Bang!, la revista Bang! y los Boletines de Bang! (hay que premiar a este hombre por su originalidad a la hora de bautizar sus publicaciones), Antonio Martín sacó a la luz los ya citados cuadernos de Trocha, en cuya portada no podía faltar la onomatopeya que había dado título a sus tres obras anteriores.

Batman colgadoEl cambio de nombre no había hecho que la temática variara mucho, ya que, al igual que las publicaciones citadas en el párrafo anterior, Trocha no dudaba en arremeter contra los cómics de superhéroes en general. Esta evidencia quedaba más que patente con solo leer la columna de suscripción que dichos cuadernos utilizaban: tal y como muestra la imagen superior, se trataba de un Batman agozinante, obra de Enrique Ventura, colgado de un lapicero y con un cartelito que lo acusaba de facha, al que acompañaban las siguientes palabras:

A usted le interesa Trocha. Recuérdelo, si usted está cansado de superbuenos y supermalos, si a usted le interesa el cómic a nivel adulto, si usted tiene opinión propia… le interesa Trocha. Síganos mes a mes, o mejor aún ¡¡¡suscríbase!!!

Analizando paso a paso este mensaje, lo primero que nos encontramos es que los cómics de superhéroes quedan reducidos a las peleas de héroes contra villanos, como si las relaciones personales entre los personajes, que en muchas ocasiones resultaban más interesantes que los propios combates, no existieran. Además, Trocha también dejaba bastante claro que este tipo de historietas solo estaba destinado al público infantil y a todo aquel que no supiera pensar por sí mismo. Llegados a este punto, me pregunto si eso querría decir que los niños no tenían inteligencia propia o que si ya estabas crecidito, y los seguías leyendo, tú eras el tonto. De lo que no me cabe ninguna duda es del hecho innegable de que el responsable de este texto no se había leído un cómic de superhéroes entero en su vida.

Ahora toca analizar cierto contenido del interior de este primer cuaderno de Trocha. Un artículo titulado ¿Qué es un tebeo?, a cargo de Francisco Pérez Navarro, daba un repaso al mundo del cómic de aquella época, incluidos los cómics Marvel publicados por Vértice, de los que despotricaba por el hecho de utilizar la violencia como único recurso para eliminar a todo aquel que fuera incapaz de aceptar los dictados de la ideología imperialista americana. Además los calificaba como mal editados, mal traducidos y mal distribuidos, pero adorados por los adolescentes españoles, y los comparaba con el sarampión.

Lo curioso es que el propio Francisco Pérez Navarro, cinco años y medio después, bajo seudónimos como el Profesor Loki y el Doctor Átomos, estaría a cargo del correo de los lectores de Marvel, en la época en que los publicaba Ediciones Forum. Según parece, cuando se trata de ganarse el pan, cierta gente es capaz de cambiar de opinión como de chaqueta.

Heidi y Marco

Como se muestra en la imagen superior, este artículo de Trocha iba acompañado de una ilustración, que se cree que también estaba realizada por Enrique Ventura, en la que se podía ver a Heidi y Marco en lo alto de una montaña coronada con el cartel de Ventas, desde la que el niño dejaba caer de una patada a Daredevil, al Capitán América, a Cíclope y a Drácula. Es evidente que el mensaje que se intentaba transmitir era el hecho de que los superhéroes americanos habían sido desbancados por las aventuras de estos dos niños creados por los japoneses. Sin embargo, si eso era cierto, ¿por qué el artículo que acompañaba a la imagen afirmaba que los adolescentes adoraban las publicaciones que la ilustración daba a entender que iban de capa caída? En fin, cuando das razonamientos equívocos, sin saber muy bien de lo que hablas, no es raro que cometas contradicciones.

casadeel alargado cyberpunk2077

SÍGUENOS EN REDES

125,505FansMe gusta
15,133SeguidoresSeguir
2,540SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores
Norma Editorial