Crítica de ‘The Defenders’, la serie de Marvel Television en Netflix

Nuevo teaser de 'Los Defensores' de Marvel-Netflix

Hace unas semanas, al analizar la primera mitad de su temporada, comentaba que, si ‘The Defenders‘ mantenía el nivel de sus primeros cuatro episodios, probablemente sería la mejor serie de Marvel Television hasta la fecha. Por desgracia, para el que suscribe finalmente no ha sido así. No es que la serie sea mala, ni mucho menos, sino que los ocho episodios que hoy estrena Netflix van desinflándose progresivamente a partir de la mitad de temporada.

La serie es un cruce (o “crossover” como se suele conocer en los cómics) entre las cuatro series de Marvel en el servicio de streaming. Una versión en la pequeña pantalla de ‘Los Vengadores‘ que proporciona un punto de intersección entre ‘Daredevil‘, ‘Jessica Jones‘, ‘Luke Cage‘ y ‘Iron Fist‘. Hay algo poderosamente llamativo en la idea de un cruce entre series, al ver mundos colisionar y ver a los protagonistas trabajando en equipo. En teoría, era la oportunidad perfecta para reunir a cuatro superhéroes de la televisión para hacer frente a una amenaza común y hacer algo grande.

Marco Ramírez y Doug Petrie, los productores de la segunda temporada de ‘Daredevil’, construyen una historia sobre la base de varios elementos de esa entrega, incluyendo el misterioso agujero en el suelo y la muerte y resurrección de Elektra. Otros pilares de la trama los encontramos en la primera temporada de ‘Iron Fist’. En mi opinión, no son unos buenos cimientos sobre los que apoyar un evento como ‘The Defenders’. La parte dedicada a Elektra en la segunda temporada de ‘Daredevil’ fue la más floja, con un guion pobre (comparado con los fabulosos diálogos entre Matt Murdock y Frank Castle de la otra mitad) y relleno de ninjas genéricos. La primera temporada de ‘Iron Fist’, aunque entretenida en general, sonaba a algo que ya habíamos visto en ‘Batman Begins‘ o incluso en ‘Arrow‘, pero mezclado con unos elementos místicos que además nunca llegábamos a ver. Estos no son fundamentos para una historia que debía ser épica.

Más que eso, este énfasis en la segunda temporada de ‘Daredevil’ y la primera temporada de ‘Iron Fist’ descuida las mejores temporadas de la producción de Marvel en Netflix. ‘The Defenders’ nunca llega a captar el poder emocional de ‘Jessica Jones’ ni la perspectiva de la vida en las calles de Nueva York transmitida a través de ‘Luke Cage’. Aún más básicamente, ‘The Defenders’ ni siquiera trata de crear el mismo sentido de emoción pulp que marcó gran parte de la primera temporada de ‘Daredevil’. A cambio, ‘The Defenders’ se centra en los ninjas y en el absurdo místico.

Pero no todo es malo. Para ser justos, hay muchas cosas que sí me gustan en ‘The Defenders’. Al igual que la segunda temporada de ‘Daredevil’, el principio es sólido antes de descender (literalmente) a un pozo de caos narrativo y repetición. La serie parece realmente disfrutar al tener a estos personajes a su disposición, sobre todo durante la primera mitad de la temporada. Va reuniendo lentamente a los personajes y luego les hace interactuar en combinaciones potencialmente interesantes.

The Defenders - Royal Dragon

Muchas de esas escenas son pequeños e inteligentes golpes de efecto que brillan más entre el caos en el que acaba convirtiéndose: Danny y Luke discutiendo el privilegio de haber nacido rico tras su primer y explosivo encuentro; Jessica y Matt investigando juntos en casa del arquitecto; Luke y Jessica finalmente hablando sobre sus estados emocionales… De hecho, el mejor episodio de toda la temporada sitúa a los cuatro personajes en un espacio cerrado y les hace hablar unos con otros. La química entre los miembros de Los Defensores es brutal y funciona a la perfección.

Sin embargo, a medida que avanza la temporada, estos momentos van desapareciendo. Y los que más lo sufren son Luke y Jessica, que se convierten en personajes muy secundarios, algo que es fácilmente perceptible desde el principio. Jessica acaba como la bromista del grupo, burlándose de los cuernos de la máscara de Matt o refiriéndose sarcásticamente a Danny como “Iron Lad”. Luke está ahí simplemente para ser el músculo del grupo y soltar expresiones de incredulidad cada vez que comentan algún elemento místico.

Por lo general, las series de Marvel en Netflix tienen algunos de los villanos más interesantes de las adaptaciones de cómics. Parte del mérito es el casting, pero también es por tener el tiempo necesario para desarrollar al personaje. ‘Daredevil’ tiene a Vincent D’Onofrio como Wilson Fisk, al que conocimos mejor en el episodio ‘Shadows in Glass’. La primera temporada de ‘Jessica Jones’ estaba prácticamente protagonizada a medias entre Krysten Ritter y David Tennant. ‘Luke Cage’ tenía a Mahershala Ali y Alfre Woodard, explorando las historias de ambos personajes en el episodio titulado ‘Manifest’.

The Defenders - Sigourney Weaver y Elodie Yung

Sin embargo, ‘The Defenders’ escoge a La Mano como el principal antagonista de la serie y situar al personaje de Elektra en papel de “mal supremo”. Elodie Yung hace lo que puede con el material que le han dado, pero Ramírez y Petrie nunca han logrado convertir a Elektra en un personaje multifacético y complejo. En ‘The Defenders’ lo reconocen implícitamente al permitir que la misteriosa Alexandra Reid, a la que da vida Sigourney Weaver, lleve ese peso dramático antes de cierto acontecimiento que no desvelaré para no hacer spoilers.

Para mí, esta es una decisión espectacularmente mala, aunque sea desde una perspectiva estructural. Alexandra no es el antagonista de Netflix más desarrollado y matizado, pero Weaver tiene suficiente presencia y habilidad para hacer brillar cada escena en la que aparece. Una vez que sucede ese acontecimiento que mencionaba, la serie se derrumba en la anarquía narrativa. No hay un villano lo suficientemente convincente como para ser el centro de la historia, y nuestros héroes parecen lanzarse a la deriva luchando contra oleadas de antagonistas prescindibles.

The Defenders - pasillo

Las coreografías de las peleas mejoran el nivel de las vistas en ‘Iron Fist’ aunque, hacia el final, muchas se sitúan en localizaciones mal iluminadas y sufren de un montaje caótico. Además de la ya clásica “escena del pasillo”, los cuatro miembros de Los Defensores incluso pueden lucirse en un plano secuencia que pretende recordar al que vimos en ‘Los Vengadores’, con la acción pasando de un héroe a otro mientras vapulean a sus contrincantes. La diferencia es que sus poderes no son tan vistosos como los de sus compañeros de la pantalla grande, y sus antagonistas son meros matones y no bestias alienígenas.

A pesar de todo lo mencionado, en ‘The Defenders’ hay suficientes detalles y guiños para que los aficionados que conocemos a los personajes gracias a los cómics disfrutemos de la serie. Uno en especial me hace pensar que, más pronto que tarde, tendremos en acción juntas a las Hijas del Dragón. Los personajes, con sus más y sus menos, están bien caracterizados y mantienen las personalidades con las que les conocimos en sus propias series. La lástima es que algunos de los secundarios estén totalmente desaprovechados y hagan acto de presencia sin aportar absolutamente nada a la trama.

Resumiendo, ‘The Defenders’ es en su conjunto una oportunidad desaprovechada para hacer historia en las series de superhéroes. Tiene momentos brillantes y posibilidades, pero el haber basado su argumento en dos de las temporadas más flojas de las series Marvel en Netflix es demasiado lastre.

The Defenders - banner pies

The Defenders‘ de Marvel, que se estrenó a nivel global el 18 de agosto de 2017 a las 9:01 h, sigue la historia de Matt Murdock/Daredevil (Charlie Cox), Jessica Jones (Krysten Ritter), Luke Cage (Mike Colter) y Danny Rand/Iron Fist (Finn Jones), un cuarteto de héroes únicos con una meta en común: salvar la ciudad de Nueva York. Esta es la historia de cuatro personas solitarias que viven con sus propios retos y se dan cuenta de que quizá serían más fuertes si trabajasen juntos.

Además de los cuatro héroes principales, el reparto se completa con Sigourney Weaver (Alexandra), Elodie Yung (Elektra), Scott Glenn (Stick), Deborah Ann Woll (Karen Page), Elden Henson (Foggy Nelson), Carrie-Anne Moss (Jeri Hogarth), Rachael Taylor (Trish Walker), Eka Darville (Malcolm Ducasse), Simone Missick (Misty Knight) y Jessica Henwick (Colleen Wing).

‘The Defenders’ cuenta con Marco Ramirez y Doug Petrie como productores ejecutivos, junto con Jeph Loeb (presidente de Marvel Television). La serie está producida por Marvel Television en asociación con ABC Studios para Netflix.

Reseña
The Defenders
De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

4 Comentarios

  1. Bastante de acuerdo con tus argumentos..a media que avance pierde produndidad, no hay algun giro de guión que te haga mantener el interes y los ultimos episodios carecen de tension, se hacen largos Esta bien pero esperaba mas. Buena critica.

  2. Lo que más me gusta del universo de Marvel en Netflix es que cada serie es para un tipo de público y cada uno disfruta una distinta. En mi caso Luke Cage es la peor de todas las series y quizás por eso The Defenders me mola más que al autor al estar Luke Cage como claro secundario. En cambio, aunque Jessica Jones no es tan protagonista como Daredevil o Iron fist si que la veo bien.

    A mi en cambio me gusta que hayan escogido a la mano como enemigo de esta serie para que por fin cierren esa trama del universo Netflix en una mini serie y así poder centrarse en otras tramas tanto para Daredevil como para iron fist (tengo esperanza en visitar las ciudades místicas en la segunda temporada de Ironfist y ver a, por ejemplo, Bullseye aliado con Wilson Fisk en la tercera de Daredevil)

    La segunda de Jessica Jones la espero con ganas y la segunda de Luke Cage pues bueno, la veré porque me veo todo lo que sale del mundo el comic en cine y TV

    ¿Los episodios se hacen largos? Yo me los vi ayer los 8 seguidos y la verdad es que solo me aburrí en uno (creo que el sexto pero los tengo todos mezclados al verlos tan seguidos 😛 )

    En global pienso que Netflix ha hecho un buen trabajo con esta serie y que todos los personajes incluso los secundarios tienen su momento. Especial mención al brazo de cierto personaje 😀

  3. Muy buen análisis. No puedo aportar más que decir que el concepto de ninjas en Nueva York, a decir verdad, es algo pueril. El éxito de Daredevil primera temporada, Jessica y Luke fue acercar el héroe a la calle y a la vida real. Espero que la segunda temporada los enfrente a Kingpin con tramas más elaboradas y personajes mejor aprovechados.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.