miércoles, abril 24, 2024

Star Wars: Los 7 estilos de combate jedi

/

Panini

En Star Wars, pocos seres eran capaces de derrotar a un jedi. Años de conflictos hicieron que estos desarrollaran distintas técnicas de combate

El sable láser es uno de los objetos más emblemáticos de Star Wars. Esta arma o herramienta, ha sido usada desde hace generaciones por los jedi y por los sith. En la actualidad no se sabe desde cuando la Orden Jedi ha estado empleando los sables láser, solo que lleva siendo el símbolo de la orden desde hace mucho.

Aunque los caminos de los jedi deberían de llevar a lo “no violencia”, durante su existencia, se han tenido que enfrentar a incontables desafíos, desde su guerra con los sith o con los mandalorianos, o contra los peligrosos Nihil. Todos estos peligros fueron combatidos por los jedi utilizando la diplomacia y cuando esto fallaba, con la espada. Estas amenazas hicieron que estos monjes guerreros desarrollaron diferentes técnicas de combate.

A continuación os explicamos las distintas formas de combate Jedi que existen. Mucha de esta información pertenece a Leyendas, pero muchas cosas siguen siendo válidas para el canon actual. Y si quieres conocer más a fondo los secretos de los Jedi, siempre puedes mirar el libro La Senda Jedi, publicado por Minotauro, donde podrás conocer todos los secretos de la Orden Jedi.

Forma I: Shii-Cho

También llamada “la forma de la determinación” o “el camino del Sarlacc”. Esta forma enseña los movimientos básicos de parada y ataque, los cuales se centran en cuatro partes del cuerpo, los dos flancos, la cabeza y las piernas. Se basa en ataques y defensas donde se ponen el sable láser de manera vertical u horizontal. El Shii-Cho no es el mejor estilo para repeler los disparos blaster o para los duelos de sable de luz, pero en su simpleza radica su gran ventaja, pues es un estilo multiusos, al ser movimientos básicos se adapta a todas las situaciones.

Este estilo se suele enseñar a los iniciados en la Orden Jedi, pues servía para que los niños aprendieran lo básico de las luchas y cómo defenderse de la espada. Aun cuando los jedi se especializaban en las otras formas, todos seguían aplicando la Forma I a sus diferentes estilos, al fin y al cabo, es la primera técnica que aprenden, el más básico y sobre el que se cimentan el resto de las formas.

La Forma I se puede ver en el Episodio IV – Una nueva esperanza, cuando Luke estaba entrenando en el Halcón Milenario. También se puede ver a Yoda instruyendo a los iniciados en el Shii-Cho en el Episodio II – El ataque de los clones.

Star Wars

Forma II: Makashi

Conocido como “el camino de la contención” o “el camino de los Ysalamiri”. Es la forma preferida para los duelos entre sables láser y el estilo más elegante de todos. En vez de enfocarse en la fuerza y el poder, esta forma se centra en la precisión y en el juego de pies. Este estilo está más enfocado para que sea usado con una sola mano al mismo tiempo que el usuario mantiene una postura lateral. El Makashi es un estilo de combate rápido y preciso que no requiere de acrobacias. Es la forma de pelea perfecta si hay que luchar contra otro usuario de una espada láser.

En la época de las películas, el Makashi apenas se practicaba, los jedi creían que los sith se habían extinguido y, por tanto, no había enemigos que utilizaran sables láser en batalla. Sin los Sith, esta forma, se consideraba obsoleta. Aun así, había jedis que se especializaron en esta forma, como el Conde Dooku La maestría de Dooku, combinada con su sable curvo, lo convirtieron en un rival temible, pues podía atacar con mayor fluidez y en mayor rango.

Star Wars Dooku

Forma III: Soresu

Conocido como la “forma de resistencia” o “el camino de Mynock”. Esta forma es la expresión definitiva de la defensa. Si la Forma II era puro ataque, esta es pura defensa. Se podría decir que esta forma era la más cercana a los jedi sobre no atacar, sino defenderse.

Para este estilo se recomienda a los aprendices que se centren mucho en la meditación, pues esta forma requiere de una gran concentración y paz mental, pues el jedi se supone que debe mantenerse en calma mientras el caos, en forma de enemigo, se arremolina a su alrededor. El Soresu es un estilo donde los movimientos se concentran alrededor del cuerpo, formando un escudo. Este estilo era muy efectivo para desviar disparos bláster y para defenderse de cualquier tipo de ataque, incluyendo los de una espada láser.

Los movimientos pegados al cuerpo tenían como objetivo usar la menor energía posible, mientras que la fatiga del rival (física y mental) iba en aumento. La idea era esperar que el enemigo cometiera algún fallo para atacar y derrotarlo de forma rápida y efectiva.

Se dice que un maestro del Soresu era prácticamente invencible, un Jedi podía aguantar el ataque de 20 enemigos con esta forma. Obi-Wan se especializó en esta forma tras La amenaza fantasma. Este estilo se puede ver bien en los combates de Kenobi contra el General Grievous, contra Vader en Mustafar y en la serie Obi-Wan Kenobi. Otros jedis que usaban la Forma III eran la maestra Deepa Billaba y Kanan Jarrus.

Star Wars Kenobi Soresu

Forma IV: Ataru

Denomina “la forma de la agresión” o “el camino del Halcón-Murciélago”. El Ataru es la más acrobática de todas las formas de combate jedi. Se caracteriza por ser un estilo ofensivo que requiere el uso de saltos y piruetas acrobáticas, esto hace que se requiera un uso constante de la Fuerza para mejorar la velocidad y la resistencia física. Es un estilo que puede llegar a agotar al usuario, razón por la que la mejor forma de emplear el Ataru consiste en ataques cortos pero devastadores.

La Forma IV es muy útil en combate singular, aunque pierde eficacia cuando se pelea contra numerosos enemigos, al igual que si se pelea en un espacio cerrado, donde las acrobacias pueden limitarse. También pierde eficacia cuanto más se alargue el combate, ya que el uso constante de la Fuerza y el esfuerzo físico puede agotar al Jedi. Aun con todo, el Ataru puede ser muy efectivo al principio del combate, ya que puede sorprender al rival con sus altos y el rápido juego de pies, y es que un maestro de la Forma IV puede atacar más rápido de lo que el oponente puede reaccionar. Qui-Gon Jinn, Yoda fueron de los Jedis más notables en usar la Forma IV.

Star Wars Ataru Yoda

Forma V: Shien/Djem So

También llamado “el camino de la perseverancia” o “el camino del dragón Krayt”, era la forma más exigente a nivel físico de todas. Aunque el Shieng y Djem So eran dos estilos diferentes, sus similitudes hacen que las dos se consideren la forma V. Este estilo surgió debido a que los Jedis consideraban la Forma II no muy poderosa y la Forma III demasiado pasiva.

El Shien era el arte de dirigir los disparos blaster hacia el rival, en vez de desviarlos, como se hace en el Soresu. La idea es hacer rebotar directamente el disparo hacia un objetivo, algo más complicado que simplemente bloquear o desviar un disparo, pero con el entrenamiento adecuado, un maestro del Shien puede acabar con múltiples enemigos con blaster en muy poco tiempo.

La filosofía del Djem So es también la de devolver al enemigo su ataque, pero más enfocado al combate de las espadas láser. Consiste en desviar el ataque del rival y rápidamente realizar un contraataque rápido. En vez de usar ataques elegantes y precisos como el Makashi, la forma V usa golpes violentos y brutales. Debido a que se requería una gran fuerza física para este estilo, los practicantes dejaban que la Fuerza fluyera por todo su cuerpo para ejecutar ataques más brutales. Aunque tanto en defensa como en ataque, la forma V estaba bastante equilibrada, muchos consideraban que esta forma era demasiado directa y, por tanto, predecible.

Star Wars Vader

Anakin/Vader y Luke Skywalker fueron practicantes notables de este estilo. Ahsoka Tano también usaba esta forma, pero la Togruta utilizaba un agarre invertido poco ortodoxo.

Forma VI: Niman

Llamado “el camino de la moderación” o “el camino del Rancor”. Se supone que es el estilo más equilibrado de todas, pues toma algo del resto de las formas para crear una forma híbrida. Se podría decir que es una técnica en la que eres aprendiz de todo, pero maestro de nada. Debido a la poca exigencia de este estilo, era frecuentemente empleado por Cónsules Jedi, más dedicados a la diplomacia, al estudio y mantenimiento de la Orden.

Es cierto que un practicante del Niman no es rival para un maestro del Makashi, o que este no tiene una defensa tan buena como la Forma III, o no es tan acrobática como la IV. Pero su conocimiento moderado de cada estilo lo convierte en una forma multiusos. Para compensar esta falta de maestría, los practicantes del estilo VI implementan el uso de la Fuerza en combate, como el empujón o acercamiento de la Fuerza.

El Niman también es el estilo asociado al uso de dos espadas. La forma VI sirve como base para el arte de empuñar un sable láser en cada mano, conocido como Jar’Kai. Este estilo, aunque más eficaz que la Forma VI convencional, también tiene debilidades, como el no poder usar golpes con ambas manos, lo que podía hacer más débil los ataques y bloqueos. Practicantes conocidos del Jar’Kai eran Asajj Ventress, el General Grievous (que empleaba hasta 4 sables) y Ahsoka Tano, la cual combina este estilo con la Forma V.

Star Wars Ahsoka Tano

Forma VII: Juyo/Vaapad

Conocido como “el camino del Vornskr” o “la forma de la ferocidad”. Es una forma avanzada que no se enseña a los aprendices y es la más controvertida de todas. Brutal, caótico, veloz y despiadado, así se podría definir la Forma VII. Se dice que ni un gran maestro del Soresu, la forma con la mejor defensa, sería capaz de bloquear un ataque de un maestro de la forma VII.

Este estilo requiere que el Jedi ataque bajo el instinto de una pasión controlada. Al contrario de los Sith, que dejaban fluir sus emociones sin control, el practicante de la Forma VII tenía que canalizar la pasión y la ira para poder realizar golpes furiosos y devastadores, pero bajo un estricto y férreo control mental, para no caer por completo en el lado oscuro. El tener que usar las emociones, aunque fuese de forma controlada, hacía que muchos en la Orden Jedi viesen esta forma con malos ojos, pues se supone que iba en contra del Código Jedi: “No hay emoción, solo paz”.

Debido a que es muy importante controlar la pasión interior para poder usar esta técnica de forma segura, esta técnica estaba restringida a los maestros Jedi, ya que se considera que ya tienen suficiente experiencia para controlar sus emociones, aunque seguía siendo muy peligroso. Mace Windu fue uno de los pocos Jedi que llegó a dominar con maestría esta técnica, llegando a desarrollar el Vaapad, un estilo más salvaje, pero que requería aún más autocontrol.

Star Wars Windu
Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,940SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores