sábado, junio 15, 2024

Las prisiones del Universo DC de la Tierra 0

/

Panini

Las prisiones del Universo DC son las instalaciones donde los supervillanos, que son puestos a disposición de las autoridades, son internados para cumplir la condena y rehabilitarse o incapacitarse

El Universo DC tiene como epicentro la Tierra 0, desde que se unificó tras el evento Crisis en Tierras Infinitas, que sería el equivalente a nuestra realidad tangible. Del mismo modo que en la realidad, este universo cuenta con prisiones para que los condenados por delitos cumplan sus condenas, y al igual que las prisiones del Universo Marvel con la peculiaridad de que algunos de ellos tienen super poderes y han de estar confinados en lugares específicos para ellos.

DC Comics - Jim Lee

Incluso en la última gran crisis del Universo DC, como es Crisis Oscura en Tierras Infinitas, Paria y su Ejército Oscuro crean una prisión perfecta, donde los encerrados viven en su propio mundo, que es perfecto para ellos, por lo que en ese estado inconsciente y feliz, no tratarán de escapar. Este es un ejemplo de una buena prisión, pero el Universo DC cuenta con varias, como son las siguientes:

Asilo Arkham, una prisión peculiar

Esta institución, seguramente, sea la prisión más famosa de todo el Universo DC, en principio ideada para aquellos delincuentes que sean mentalmente inestables, pero a lo largo de las páginas de multitud de cómics se ha constatado que es un proyecto utópico e idealista, porque tras sus muros acaban encerrados delincuentes de todo tipo quienes, perfectamente, podrían estar cumpliendo condena en Blackgate.

La primera vez que apareció Arkham fue en Batman #258 EE. UU., publicado en el año 1974, localizada en el extrarradio de Gotham, donde eran encarcelados los delincuentes más peligrosos que el Caballero Oscuro detenía y ponía a disposición de las autoridades y la Justicia, para su prisión preventiva o cumplimiento de la condena, una vez dictada la sentencia correspondiente.

arkham batman

Su fama de inefectividad, constatado con las numerosas fugas y falta de rehabilitación de los internos, es legendaria para los personajes de DC, a la vez que su atmósfera lóbrega y pegajosa, dejan en sus visitantes una sensación de opresión, ahogo y escalofríos, como Grant Morrison y Dave McKean reflejaron en su obra homónima: Arkham Asylum, ya clásica de Batman, disponible en varias ediciones diferentes de ECC, publicada con gran éxito como sucedió con Zinco y Planeta previamente.

Los profesionales sanitarios de Arkham suelen ser grandes psiquiatras, psicólogos o doctores en otras disciplinas de ciencias de la salud, pero que su presencia en la institución los absorbe y, en varias ocasiones, acaban formando parte del plantel de condenados en el propio Arkham, tal y como le sucede al protagonista en Joker: sonrisa asesina, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino, en su tratamiento del Príncipe Payaso.

Incluso, una excelsa doctora egresada de la Universidad de Gotham, como era Harleen Quinzel, acabó uniéndose a los villanos pintorescos de Gotham bajo el nombre de Harley Quinn, creada para la serie animada de Batman, y como se constató en las páginas de Amor loco, de Paul Dini y Bruce Timm, así como más recientemente en la más oscura y realista historia narrada por Stephan Šejić en Harleen, publicada en ECC.

Amanda Waller, Blackgate, DC Comics, ECC Comics, Joker, Selección del editor, Superman

Al hilo de la obra de Šejić, es preciso comentar que Kami García y Edward Kurz en Joker/Harley: cordura criminal, muestran el camino de la doctora Quinzel al lado de los agentes de la ley, si no hubiese sucumbido bajo el influjo de Cupido por el Joker. Sam Kieth, también ha narrado otras historias de la institución gothamita como Asilo Arkham Locura, o a Batman junto con The Maxx como protagonistas en Arkham Dreams.

En definitiva, el Asilo Arkham es una institución tan famosa como ineficaz, donde los internos no son rehabilitados ni internados con las debidas garantías para evitar las fugas, pese a los intentos de sus alcaides y directores, que, en algunos casos, son más inestables mentalmente que los propios internos.

Blackgate, la prisión de Gotham

La prisión originaria de Gotham fue Blackgate, que comenzó a construirse en la década de los años ochenta del siglo XIX, en la isla que lleva su nombre. Las quejas de las organizaciones no gubernamentales hicieron que se clausurase la prisión un siglo más tarde y, tras readaptarla, se volviese a poner en funcionamiento como Prisión de Blackgate -Blackgate Penitentiary-.

Esta cárcel es la utilizada para los presos comunes sin afecciones en su salud mental, como los pertenecientes a la criminalidad organizada de Gotham, los de delitos menores o algunos de los villanos clásicos de Batman como Catwoman, quien de todos modos tiene numerosos contactos con los mafiosos, como se ha visto en las aventuras del Caballero Oscuro o en las protagonizadas por la propia Selina Kyle, tal y como Jeph Loeb y Tim Sale mostraron en Catwoman: Si vas a Roma.

Amanda Waller, Blackgate, DC Comics, ECC Comics, Joker, Selección del editor, Superman

En Batman: Un Caballero Oscuro, Jock desarrolla una trepidante historia en la que el Hombre Murciélago ha de apoyar a la Policía para el traslado de E.M.P. hasta Blackgate, pero al igual que le sucedió a en S.W.A.T. a Samuel L. Jackson o a Bruce Willis en Muerte Súbita –16 Blocks, unas pocas manzanas pueden resultar mortales cuando todos los delincuentes de Gotham quieren quedarse con el prisionero.

Durante los acontecimientos de Batman: Tierra de nadie, se mostró que, pese a la insularidad de la prisión, los hados se mostraron propicios para los internos y el derrumbe de uno de los muros de la prisión, junto con la aparición de una lengua de tierra, permitió a los internos escapar hacia la ciudad, hasta que Batman pudo detenerlos de nuevo.

Por último, el Batman más oscuro existente, al ser el Caballero Oscuro un vampiro en Lluvia Roja, tras matar a los esbirros de la banda de Máscara Negra, dejó sus cabezas empaladas en la valla externa de la prisión mirando hacia las celdas, como advertencia a los internos que quisieran escapar. Posteriormente, Batman afirma que se está quedando sin’ víctimas necesarias’ para satisfacer su sed de sangre, porque la mayoría de los internos lo son por delitos menores y no merecen su castigo escarlata como los grandes criminales.

Belle Reve, donde los chicos malos trabajan para el Gobierno Federal

Tras el éxito de público que supuso El Escuadrón Suicida (2016) de David Ayer, la prisión de Belle Reve se hizo más famosa que en las páginas del noveno arte. Dicha institución ya surgió en el primer número americano de Suicide Squad (1987), con John Ostrander mostrando la cárcel en el exterior de St. Rochs (Luisiana), recogido en el volumen de ECC Prueba de fuego.

El escuadrón suicida

La directora Amanda Waller, una funcionaria federal de máximo nivel, eligió dicha prisión como lugar para asentar su operación Task Force X -Fuerza de Choque X-. Una vez reformadas las instalaciones precedentes para alojar a metahumanos, el Escuadrón Suicida estaba listo para llevar a cabo operaciones encubiertas del Gobierno de los Estados Unidos, utilizando a los peores criminales, puesto que, si morían, el Gobierno se lavaría las manos y nadie les echaría en falta.

La sofisticada y alta tecnología que se dispone en Belle Reve, hace que esta sea una de las prisiones más seguras del Universo DC, demostrado incluso por la dificultad de la Liga de la Justicia en acceder a ella, tal y como se recoge en las páginas de Liga de la Justicia contra el Escuadrón Suicida. Escapar de allí no es fácil, porque con el explosivo implantando dentro de la cabeza de los internos, la huida puede implicar que Waller dé al botón y la cabeza sea lo único que salga del recinto… sin la posibilidad de ser una de Un cesto lleno de cabezas

Slabside o The Slab

El nombre de Slabside Penitentiary o The Slab, creada por Ron Marz, en jerga tiene el significado de losa o lápida, no es algo que suene idílico para la rehabilitación o un tercer grado para el interno, que solo desee pernoctar en prisión tras haber cumplido una gran parte de su condena… Es así porque de esta cárcel solamente se sale muerto, he ahí lo de lápida, porque en esta institución se cumplen las cadenas perpetuas.

En un primer momento, esta prisión estaba situada en Nueva Jersey (¿Cómo Gotham?), Green Lantern #51, vol. 3, EE. UU. (1994), pero posteriormente se trasladó al punto más meridional o austral de la Tierra: la Antártida. Además, cuenta con un guardián especialista en evitar las fugas, al ser experto en ellas: Shilo Norman, quien fue también Míster Milagro, antes de ser contratado en Slabside.

Amanda Waller, Blackgate, DC Comics, ECC Comics, Joker, Selección del editor, Superman

En esta prisión se interna a metahumanos delincuentes, siendo una de las más eficaces del noveno arte. Solamente el Joker, en Last Laugh –Joker: Quien ríe el último, hizo peligrar su estatus de prisión inexpugnable cuando expuso a los internos a una toxina que degeneró en un motín, que a punto estuvo con dar al traste con la fama de seguridad de la cárcel.

La Zona Fantasma de Krypton

Jor-El, padre de Superman, fue uno de los científicos más prominentes de Krypton descubrió una dimensión paralela que utilizó como cárcel para los pocos delincuentes kriptonianos que actuaban en su época. Esta prisión es un universo de bolsillo eterno, donde los ahí internados son como fantasmas, siendo muy pocos los que han logrado escapar de ella.

En la Zona Fantasma el interno sigue consciente, pero al no existir la muerte ni el tiempo, el dolor psicológico persiste, porque el cuerpo es etéreo y no necesita alimentos o descanso; es un lugar sumamente desagradable, por lo que los internos, pese a ser incorpóreos, sufren constantemente en ella.

Amanda Waller, Blackgate, DC Comics, ECC Comics, Joker, Selección del editor, Superman

Superman posee un proyector a esa Zona Fantasma, aunque no sea la opción preferida de este para los supervillanos, y la utilizó para internar a Doomsday, quien fue su ejecutor en La muerte de Superman o al General Zod. Algunos de los kriptonianos que cumplen su condena, son liberados en la ciudad de Kandor, que fue reducida, robada y guardada en una botella antes de la destrucción del planeta.

Otras prisiones del Universo DC

Otras prisiones existentes en el Universo DC son la Isla de la Transformación -Transformation Island-, una pequeña porción de tierra cercana a Themyscira, donde se encierra a las amazonas que cometen delitos. En la isla de Santa Prisca, Bane creció en la prisión de Peña Duro, donde forjó su carácter, puesto que debía cumplir por ley la condena que su padre no terminó al morir.

En la época futura de la Legión de Superhéroes, existe una prisión en el planeta Trakron-Galtos (Adventure Comics #359), aunque sea una de las prisiones más seguras, la Legión tuvo que emplearse a fondo para evitar varias fugas. Posteriormente, Brainiac 5, creó un escudo de fuerza impenetrable alrededor del planeta, reforzando exponencialmente la seguridad de la prisión.

En el Río Oeste, cerca de Metrópolis, está la prisión de la isla Stryker, que también recibe el nombre de Gran DuBarry. Esta es una prisión Federal de máxima seguridad, donde se interna a delincuentes con poderes especiales. Cerca de Keystone City, está la prisión de Iron Heights, donde existen módulos según la peligrosidad de los internos.

Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,950SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores